Marketing de pareja: cómo cuidar tu relación

Cuidar tu relación puede ser tan laborioso como cuidar de tu negocio. Conocé cómo aplicar el marketing de pareja y hacé de tu historia de amor tu mejor empresa.

En el momento en que conocés a alguien y te das cuenta de que estás enamorado o enamorada, querés hacer todo lo posible para que esa relación funcione. Lo mismo hace un empresario con sus sueños, con la diferencia de que sabe que los buenos deseos no bastan para convertirlo en éxito, sino que necesita de una buena estrategia para que el proyecto sea viable. Sumergite en el mundo del marketing de pareja para que tu emprendimiento amoroso se convierta en una empresa exitosa.

Marketing de pareja

Conocé los conceptos básicos del mundo del marketing, aplicalos a tu relación y convertite en el mejor emprendedor del amor. 

Convertí tu relación en una start-up

Si concebís tu relación como una start-up sabrás que, como cualquier otra, requiere dedicación y planificación para llevarla al próximo nivel. Además, si usamos el término start up para definir la relación, como dice Nacho Mantecón, creador de Autopías Coaching: “Reconocemos la intención de ser una sociedad innovadora en constante evolución, con las actualizaciones precisas, según los cambios que se produzcan en cada miembro y en la pareja”.

playa lopez do brasil

Encontrá las fallas

El segundo paso será averiguar cuáles son las fallas por las que considerás que tu relación no podría llegar a funcionar. Todo emprendedor busca cuáles son las posibles fallas de su producto para estar siempre un paso adelante de cualquier situación. Pueden ser defectos tuyos, de tu pareja, del entorno y cualquier otra. De esta forma no te harás falsas expectativas, podrás ser honesto con vos mismo y estarás atento a todos los detalles.

Definí tus metas

¿Cuál es tu misión? ¿Cuáles son tus valores? ¿Qué esperás de esta relación? ¿Compartís los mismos objetivos que tu pareja? ¿Vas al mismo ritmo que tu pareja?

Es clave que tu pareja comparta los mismos valores y objetivos que vos. Sentate a conversar con ella y descifren juntos cuáles son sus propósitos en esa start-up. Como en cualquier emprendimiento, es posible que cada socio tenga objetivos distintos, pero lo importante es hacer una puesta en común de sus metas y así cada uno tendrá claro a qué apunta esa relación. 

Hacé un plan estratégico

Tu relación es como una empresa que requiere amor, esfuerzo y dedicación. ¡No dejes nada al azar! Planificá con tu pareja cuál será la estrategia para que su start-up se convierta en una gran empresa. Hay que planificar todo “con la decisión y precisión con las que un emprendedor planifica ganar su primer millón. No dejes el producto de tu vida al azar de la improvisación”, dicen David Suriol y Miguel Janer en su libro Marketing de pareja II. 

momentos en pareja

Realizá un análisis FODA

Fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas: estas son las cuatro palabras sagradas del marketing y también lo serán de tu relación. “El FODA es un análisis reflexivo para plantear cómo tenés que ser en tu relación y qué tenés que cambiar para que las cosas funcionen”, dicen Suriol y Janer. 

Una vez que lo tengan, conversalo con tu pareja. Esto “ayuda a desmitificar o contextualizar creencias y facilita poner el foco en los argumentos que queremos aprovechar para llevar la relación al máximo potencial”, señala Mantecón.

Fidelizá

El único cliente de tu start-up, o sea tu pareja, es lo más importante de tu negocio. Convertila en tu fiel seguidor y hacé que en cualquier situación te elija a vos por sobre otras start-ups. En marketing entendemos la fidelización como el proceso de confianza y satisfacción con la marca. ¡Lográ esto con tu pareja!

Los pequeños gestos cotidianos se convertirán en tu arma secreta para lograr fidelizar a tu cliente. 

Comunicá

Como toda empresa, la comunicación interna es fundamental y forma parte del día a día. Buscá tiempo con tu pareja para conversar sobre ustedes, mostrá empatía, comprensión y trabajá en tu habilidad de escuchar. 

La comunicación por fuera de la empresa también es un elemento clave. Mostrá tu relación tal cual es, no finjan ser algo que no son y estén de acuerdo sobre cómo quieren que los demás los perciban. 

Trucos para no convertirte en workaholic 

  • Encontrá al socio ideal: no busques un accionista que te complete, sino un compañero que te complemente.
  • No marques jerarquías: los dos socios de la start-up tienen igual importancia. Cada miembro de la pareja aporta algo a la relación.
  • Tené límites: cada socio tiene su vida por fuera de la start-up. Fomentá los espacios individuales de cada uno y no se conviertan en dependientes uno del otro. 

Ahora que conocés los conceptos básicos del mundo del marketing, aplicalos a tu relación y convertite en el mejor emprendedor del amor.