El truco viral para tener una piel más joven: un automasaje con cucharas

Una facialista compartió el método que ella misma aplica para tener una piel joven y libre de arrugas o marcas de envejecimiento. ¿Te animas?

El truco viral para tener una piel más joven: un automasaje con cucharasEl truco viral para tener una piel más joven

Llevar una alimentación saludable y hacer deporte a diario son tan solo algunas de las herramientas a tener en cuenta a la hora de tener una vida sana. Pero existen algunos rituales de belleza que ayudan a tu piel a mantenerse joven. En Instagram se hizo viral una particular técnica con cucharas que revolucionó la red social.

Para llevar a cabo esta rutina de belleza no es necesario ninguna herramienta cara sino dos cucharas. ¡Si, dos cucharas! A través de su cuenta de Instagram la terapeuta y facialista Yvette Pons compartió el método que ella misma aplica para tener una piel joven y libre de arrugas o marcas de envejecimiento. ¿Te animas?El objetivo del automasaje es relajar las fascias, es decir el tejido que protege y recubre los músculos. Por la edad o el estrés, las fascias se tensan y acortan, lo que provoca un mal drenaje de las toxinas. Este masaje consigue relajar las fascias para ayudar a estimular el riego sanguíneo, oxigenar los tejidos y drenar el sistema linfático.

El truco viral para tener una piel más joven: un automasaje con cucharasEl truco viral para tener una piel más joven

Para comenzar con la rutina es necesario primero colocar dos cucharas soperas en la heladera durante un tiempo para que éstas se enfríen. Además, es necesario contar con un sérum o aceite facial. A continuación, el paso a paso:

1. Limpiar la cara de manera habitual y secarla correctamente.

2. Empezar recorriendo el cuello con las cucharas en movimientos ascendentes, desde el exterior hacia el centro del cuello.

3. Subir por la barbilla, dibujar la parte inferior del óvalo facial y, al llegar a las orejas, volver a bajar por el cuello.

4. Colocar las cucharas a cada lado de las comisura de los labios y, con una apoyada y sin moverla, dibujar con la otra el contorno de los labios de abajo hacia arriba. Repetir la operación por el otro lado y con la otra cuchara.

5. Subir desde la comisura de los labios hasta la nariz y dibujar una línea ascendente por debajo del contorno de los ojos hasta las sienes y desde ahí, bajar en línea recta por el cuello.

6. Dibujar el contorno de los ojos, de dentro hacia fuera y, después, recorrer las cejas empezando también por el centro.

7. Deslizar las cucharas por la frente hacia las sienes empezando por el centro y, de ahí, volver a bajar hasta la base del cuello.