Onicofagia: cuáles son los peligros de morderse las uñas

Muchas personas suelen morderse las uñas por distintos motivos, pero pocos conocen los peligros detrás de dicha acción.

Onicofagia: cuáles son los peligros de morderse las uñasCuáles son los peligros de morderse las uñas.

El morderse las uñas de manera habitual se denomina onicofagia. Si bien es una acción que suele iniciarse durante la infancia, puede generar diversos problemas. Más allá del aspecto estético, se pueden generar afecciones tanto en los dientes como en el autoestima de las personas.

Si bien puede parecer un hábito normal, el morderse las uñas puede causar problemas en la salud. Por tal motivo, es importante identificar el origen de dicha acción y así tratar de evitarlo. Y es que su realización puede ser poro un mal hábito, estrés o bien, algún tipo de trastorno.

Cuáles son los peligros de morderse las uñas:Infecciones que pueden llevar a la pérdida de la uña

Al morderse las uñas de manera frecuente se pueden generar infecciones y en casos extremos, la sangre que aparece puede ser un indicador de la pérdida total de la uña. Sumado a esto, también pueden surgir deformaciones.

Dientes afectados

Al morder de manera habitual, las uñas pueden sufrir microfracturas o desgastes de esmalte, según el Colegio General de Dentistas. Más allá de los casos registrados en adultos, los menores con dientes de leche puede padecer la misma situación.

Al ocurrir esto, es probable que también surjan aftas o encías inflamadas debido a la suciedad de las manos o uñas.

Onicofagia: cuáles son los peligros de morderse las uñasMorderse las uñas puede causar desde infecciones hasta malestar psicológico.

Maloclusión o problemas en la articulación temporomandibular

La mandíbula también puede verse afectada por la onicofagia, entre los síntomas se encuentran dolores o chasquidos al bostezar o masticar cualquier tipo de alimento. Dicha situación también puede llevar a problemas articulares a largo plazo y que requieran de una cirugía.

Malestar psicológico

Si bien los problemas físicos son notables, las afecciones también se pueden presentar desde el plano psicológico. De hecho, los malestares se vinculan a la ansiedad e incluso autoestima de las personas.