Acertijo lingüístico: cuál es palabra en español que se puede pronunciar pero no escribir

Según la Real Academia Española, hay una palabra en nuestro idioma que se puede pronunciar pero que por el contrario, no se puede escribir. Un misterio que tiene resolución.

Acertijo lingüístico: cuál es palabra en español que se puede pronunciar pero no escribirSegún la Real Academia Española, hay una palabra en nuestro idioma que se puede pronunciar pero que por el contrario, no se puede escribir. Un misterio que tiene resolución.

Sin lugar a dudas, la lengua española es una de las más habladas y también más complejas de todo el mundo. Al ser una lengua viva, con el paso del tiempo va cambiando y mutando en relación con los usos y costumbres de las épocas. Algunas expresiones ya son parte del idioma, mientras que otras están cerca de serlo. Pero hay una palabra en particular que sorprende a todos.

De hecho, la Real Academia Española (RAE) a agregado varios términos en los últimos tiempos. Tales como “zasca”, “aniridia”, “ponqué”, “veragua”, “coronavirus”, “cuarentenar” y “emoji”, entre muchos otros ejemplos. Y hay una palabra que se puede pronunciar, pero por diferencias en su forma, no se puede escribir. Supone “una excepción en el sistema ortográfico insólita e inexistente en otras lenguas”.

Y es que la palabra que en español se puede decir, pero que no es posible escribir, según las actuales normas ortográficas es el imperativo de “salirle”. Esto quiere decir cuando se le da la forma verbal “sal” (del verbo “salir”) y se combina con el pronombre enclítico “le”.

Pero, ¿por qué no se puede escribir esta palabra? Y es que este “sal” más “le”, sí se puede pronunciar, pero no se puede escribir por dos motivos. Y es que si se escribiese junto formaría la palabra “salle”, que se pronuncia diferente por tener la ‘ll’. Mientras que las normas actuales no permiten el uso del guion.

Acertijo lingüístico: cuál es palabra en español que se puede pronunciar pero no escribirHay una palabra en nuestro idioma que se puede pronunciar pero que por el contrario, no se puede escribir. Un misterio que tiene resolución.

El sitio Wikilengua del español, con el apoyo de Efe y Fundéu, explicó que esta costumbre exte desde hace muchos años. “No obstante, las Academias de la Lengua decidieron en la Ortografía del 2010 negar validez al uso del guion, sin ofrecer alternativas, por lo que esta palabra según las actuales normas no se puede escribir”, agrega.

De esta forma “se introduce una excepción en el sistema ortográfico insólita e inexistente en otras lenguas: la de una palabra que no se puede escribir”. Y entonces este sería el único caso en el que aparecerían dentro de una palabra española dos “L” contiguas. “Cada una de ellas perteneciente a una sílaba diferente, secuencia fónica cuya representación se halla bloqueada en nuestro sistema gráfico, puesto que concurriría con el dígrafo ll, que solo admite interpretarse como el fonema palatal lateral sonoro /ʎ/ —o, más comúnmente, debido al fenómeno del yeísmo, el palatal central sonoro /y/”, analiza la RAE.