Los estudios científicos más disparatados de 2021

Los premios Ig Nobel de este año vuelven con los ganadores en estudios más insólito del planeta. ¿Podrían los humanos haber desarrollado barbas para protegerse de los golpes en la cara?

La edición 2021 de los premios Ig Nobel ya está aquí y es tan cómica y entretenida como todos los años. Los premios se entregan por “logros que primero hacen reír a la gente y luego pensar”. No hay que confundirlos con los premios Nobel, más prestigiosos y lucrativos, que se anunciarán desde Estocolmo y Oslo el próximo mes. Estos celebran los aspectos más extravagantes de la ciencia.


Los ganadores de Ig Nobel 2021

Medicina. ¿Es posible que el sexo mejore la función nasal?. Esto dice la investigación alemana, turca y británica ganadora de los Ig Nobel en categoría de medicina porque, según sus autores, los orgasmos sexuales pueden ser tan efectivos como los fármacos para la descongestión nasal.


Paz. Los hombres desarrollaron la barba para protegerse de los golpes en la cara. Así de claro. Para Ethan Beseris y su equipo de investigadores, la barba puede servir para “proteger áreas vitales como la garganta y la mandíbula de ataques letales”.


 Física. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los peatones no chocamos unos con otros? Este interesante estudio de un equipo internacional de europeos, estadounidenses y taiwaneses se ha llevado el premio Ig Nobel de Física por sus experimentos para aprender por qué los peatones no chocan una y otra vez con otros peatones.


 Biología. Aquí nos topamos con un análisis acústico comparativo del ronroneo en cuatro gatos: investigadores suecos analizaron las variaciones en ronroneo, canto, parloteo, trino, jugueteo, murmullo, maullido, gemido y todos los tipos de comunicación posibles entre mininos y humanos. Fascinante.


Transporte. Premio al transporte aéreo de rinocerontes boca abajo: un equipo de investigadores liderados por Robin Radcliffe analizó los efectos del transporte aéreo en rinocerontes con el objetivo de identificar si es más seguro transportarlos boca abajo.

Economía. La obesidad de los políticos de un país es un indicador de la corrupción; esto dice el estudio llevado a cabo por un equipo de científicos franceses, suizos, austríacos, australianos y checos, quienes también recibieron su Ig Nobel de Economía. Los expertos examinaron si la masa corporal está “altamente relacionada” con los indicadores de corrupción.

Ecología. El bacterioma del chicle desechado. En este caso, los científicos liderados por el biólogo español Manuel Porcar, se llevó el Ig Nobel de Ecología. Mediante análisis genéticos, identificaron las diferentes especies de bacterias en chicles desechados pegados en las aceras en diferentes países.


Cinética. El premio Ig Nobel de Cinética fue a parar a la anticipación mutua como contribuyente a la autoorganización en multitudes humanas. Los investigadores liderados por Hisashi Murakami hicieron estudios para comprender por qué los peatones a veces chocan con otros peatones (similar al Ig Nobel de Física).


Entomología. ¿Cucarachas en los submarinos? Investigadores la Universidad de Oxford estudiaron nuevos métodos para desinsectar submarinos y así acabar con las cucarachas. Muy útil.

 Química. El olor en el cine como herramienta para clasificar películas: Un equipo de científicos de Alemania, Reino Unido, Nueva Zelanda, Grecia, Chipre y Austria analizaron químicamente el aire dentro de las salas de cine, para comprobar si era factible identificar el género de la película simplemente con los olores producidos por los espectadores. ¿Qué te parece?