Cuánto tarda el cuerpo en recuperarse tras varios días de dormir mal

El dormir mal por varios días tiene un efecto en nuestro organismo y a nuestro cuerpo le lleva varios días volver al ritmo normal.

El cuerpo tardaría una semana en recuperarse de dormir mal

El cuerpo tardaría una semana en recuperarse de dormir mal

Un grupo de investigadores de la Universidad Jagellónica de Cracovia en Polonia quiso analizar cuánto tardaba en recuperarse el cuerpo tras varios días de dormir mal. Esto para analizar qué efectos negativos tiene sobre el organismo la mala calidad del sueño. Para ello, sometieron a 13 voluntarios a que sufrieran diez noches de sueño interrumpido y de mala calidad.

Según una investigación que se publicó en la revista PLOS One, el cuerpo puede tardar hasta una semana en recuperarse luego de 10 días de dormir mal. Dicho período de tiempo de mal sueño pueden generar problemas en la memoria y en la velocidad de reacción de los individuos.

Luego de pasar esos diez días de mal sueño, los voluntarios tuvieron una semana de sueño ininterrumpido y de buena calidad. Así, al cumplir esta etapa, respondieron preguntas, usaron sensores en las muñecas y se sometieron a pruebas de electroencefalograma (EEG) diarias. Así fue que comprobaron que la velocidad de reacción se recuperaba, pero que la memoria y otras funciones tardaban un poco más en volver a la normalidad.

Por su parte, Jeremi Ochab, el autor principal del estudio, explicó que con anterioridad se había estudiado el impacto de la falta de sueño, pero nunca se había analizado cuánto le toma al cuerpo recuperarse de las secuelas de dormir mal.

Si bien la privación del sueño no es un fenómeno nuevo, varios expertos sostienen que se está volviendo cada vez más común en el mundo moderno. Por eso, la pérdida del descanso tiene varias secuelas, entre las cuales se encuentran: cambios en el ritmo circadiano, pérdida del estado de alerta, menor capacidad de atención y problemas de memoria.“Entender si el cerebro humano se recupera de la pérdida crónica de sueño y cómo se recupera es importante no solo desde una perspectiva científica sino también desde una perspectiva de salud pública”, explicaron los investigadores del estudio.