Síndrome de Burnout: cómo pedir ayuda ante el “colapso” por el estrés laboral

Es posible que te sientas desmotivado, indiferente o incluso mal al momento de trabajar. Esto puede ser causa del síndomre de Burnout.

Síndrome de Burnout: cómo pedir ayuda ante el “colapso” por el estrés laboral
Síndrome de Burnout: cómo pedir ayuda ante el “colapso” por el estrés laboral

Trabajar largas horas puede volverse bastante abrumador muchas veces. De esta manera, si bien puede resultar contraproducente, sentirse agobiado, indiferente y estar desmotivado puede volverse muy común. Sin embargo, todos estos síntomas pueden estar ligado a efectos psicológicos más profundos y puede que estés sufriendo del Síndrome de Burnout.

Dicho síndrome, también conocido como desgaste profesional, no es muy conocido, pero sus síntomas y efectos son bastante comunes. Éste surge a partir de estrés crónico que se deriva a partir del trabajo. Los síntomas son varios y entre ellos se encuentran:

  • Agotamiento emocional, físico y profesional
  • Sentimientos negativos, actitudes cínicas y despersonalización
  • Desmotivación y una autoevaluación negativa
  • Insatisfacción

Por otro lado, todos estos síntomas pueden tener diversas consecuencias tanto al nivel emocional como psicológico y físico. Son varios los efectos y los principales son los siguientes:

  • Un desempeño laboral pobre
  • Un desgaste en las relaciones interpersonales
  • Constante deseo a renunciar
  • Absentismo excesivo
  • Una disminución en el bienestar general
Síndrome de Burnout: cómo pedir ayuda ante el “colapso” por el estrés laboral
Síndrome de Burnout: cómo pedir ayuda ante el “colapso” por el estrés laboral

Por otro lado, cualquier persona puede llegar a sufrir esta enfermedad. Sin embargo, son ciertos sectores los que tienden a sufrirlo más que otros. Entre ellos, todos aquellos trabajos que brindan servicios a clientes, administrativos y recursos humanos; es decir, todos aquellos que están en contacto con los que reciben el trabajo.

El término “burnout” fue utilizado por primera vez en 1970 por el psicólogo Herbert Freudenberger para describir las consecuencias del estrés severos. Su traducción al español sería “quemado” o “consumido” aunque su mejor definición sería la de “desgaste profesional“. A su vez, recientemente la OMS agregó este síndrome a su lista de enfermedades. Para prevenirlo, la OMS recomienda a las empresas ciertas medidas como proveer a sus trabajadores de apoyo a su salud mental, seguridad económica y un ambiente amigable, entre otros.