Cancelaron Dragon Ball por una denuncia de “violencia sexual simbólica” del Gobierno de Buenos Aires y las redes estallaron

Alegando “violencia sexual simbólica”, este lunes Warner Media, a raíz de una denuncia del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, sacó del aire la nueva temporada de la serie infantil animada “Dragon Ball Super” emitida por Cartoon Network.

Esto se debe a un capítulo específico en el que se puede observar como el personaje del Maestro Roshi le pide a uno de sus alumnos -menor de edad- que se convierta en una “hermosa jovencita” a través de una “mascota mágica” que pertenece al joven y tiene la capacidad de transformar físicamente objetos e individuos.

Al demandar esto, Roshi declara: “Mi punto débil son mis pensamientos pervertidos que deseo superar”. Mientras tanto, en simultáneo otro personaje describe los abusos que sufrió por parte de su maestro al cual luego se puede observar ingresando a la joven -recientemente transformada- a un cuarto sin su consentimiento mientras que esta exige ser liberada a los gritos y forcejeando con Roshi.

Esta escena motivó a Estela Díaz, la ministra bonaerense de la cartera de Mujeres, a presentar una nota ante la Defensoría del Público de la Nación, la cual también fue firmada por la subsecretaria de Políticas contra las Violencias del distrito, Flavia Delmas, y la directora provincial de Comunicación, Lucía García Itzigsohn.

Este llamado de atención respecto al episodio llevó a una investigación por parte del organismo, el cual analizó el capítulo y indicó que “contiene una escena de abuso y sometimiento por parte de un varón adulto mayor hacia una adolescente que resulta sumamente inconveniente en relación con la problemática del abuso sexual en la niñez y adolescencia, ya que naturaliza el abuso al volverlo parte del intercambio entre los personajes”.

https://youtu.be/3iqHhVGDyU

Además, el informe resalta: “La escena retrata cómo la negativa de la joven resulta desoída por el maestro, quien continúa forzando el encuentro, al tiempo que los demás personajes, visiblemente conmovidos y angustiados por la situación, observan en silencio el accionar violento y abusivo del varón adulto”.

Así, la Defensoría del Público dialogó con Cartoon Network y Warner Media quienes, según indicaron desde el ministerio de Mujeres bonaerense, “se mostraron receptivos en relación a los señalamientos de las audiencias y manifestaron gran preocupación por la emisión del capítulo”, razón por la cual decidieron retirar la tira entera del aire.

Desde Warner no sólo “reconocieron el error en la secuencia de programación ocurrido dentro de los procesos habituales que realiza la señal para evaluar la pertinencia y calidad de los contenidos a emitir”, tal como indica el comunicado, sino que también aseguraron que procederán a editar la tira completa en caso de que se decidiese volver a ponerla al aire a futuro.

Desde el Ministerio de las Mujeres de la Provincia de Buenos Aires resaltaron que Cartoon Network resulta en la Argentina la primera señal infantil de cable, la cual -según datos de IBOPE- alcanza a niños de entre 4 y 11 años que este capítulo expone a la “violencia simbólica”.

Sin embargo, aunque desde Warner se mostraron de acuerdo con lo establecido por el Gobierno bonaerense e incluso se ofrecieron a “coordinar una instancia de capacitación para actualizar herramientas respecto de la difusión de contenidos para niñas, niños y adolescentes”, la denuncia generó polémica en redes sociales y ciertos usuarios acusaron al organismo público de “censura”.

Así lo manifestó, por ejemplo, la periodista y activista por los derechos de las mujeres, Florencia Alzaraz: “Es responsabilidad del Estado construir una instancia superadora ante la demanda que les llegó. Se supone que son especialistas, podían explicarle a la gente que demandaba sobre funciones narrativas y posiciones enunciativas. Porque si termina en censura perdemos todas”, publicó en Twitter.

“El maestro Roshi está codificado negativamente a tal punto que como niñes en los 90s no teníamos problema para interpretarlo así. No toda representación del sexismo lo avala, es bastante básico eso y la gente en el ministerio debería manejar esta (poca) complejidad”, agregó. /Cronista