Obligaron a unos padres a indemnizar a su hijo por tirar su colección porno

Los padres de un hombre de 42 años tendrán que compensar económicamente a su hijo tras tirar su colección porno de 29 mil dólares.

Obligaron a unos padres a indemnizar a su hijo por tirar su colección pornoLos padres de un hombre de 42 años tendrán que compensar económicamente a su hijo tras tirar su colección porno de 29 mil dólares.

Durante el viernes pasado, un juez falló a favor de un hombre de 42 años, quien sufrió la perdida de su colección porno valorada en unos 29 mil dólares. La misma fue tirada a la basura por sus padres y ahora tendrán que compensarlo económicamente.

En 2019 fue cuando los demandó, tras saber que habían decidido reciclar su lección de películas y revistas pornográficas. Paul Maloney, el juez encargado del caso, señaló que sus padres no tenían autorización ni derecho para destruir el material para adultos de su hijo, por lo que ahora deberán indemnizarlo.

“No hay duda de que la propiedad destruida pertenecía a David y que los acusados admitieron haber destruido la propiedad”, indicó Maloney. Dentro de las declaraciones del hombre del 42 años, comentó que nada de su colección era de naturaleza ilegal.

En 2018, los padres habían tenido un intercambio de correos electrónicos con su hijo, en donde contaron al menos 12 cajas llenas de material porno y dos cajas con juguetes sexuales. Fue así como decidieron destruir la propiedad del hombre, la cual les tomó bastante tiempo. “Francamente, David, te hice un gran favor deshaciéndome de todo ese material”, le escribió su padre.

En un reporte policial, la madre de David, el hombre que ahora será indemnizado, había advertido a su hijo antes de que se mudara con ellos que no trajera su colección porno, y este no hizo caso. Unos meses después, cuando logró mudarse, les solicitó a sus padres las cajas y la mujer descubrió en la revisión una gran cantidad de pornografía.

Como consecuencia, el matrimonio, muy molesto y sin importarles lo que su hijo haría en un futuro, decidió no enviar las cajas con pornografía a la nueva casa de David. Por el contrario, como no estaban dispuestos a guardar ese material en su casa decidieron destruirlo.