La popular dieta que frena la diabetes tipo 2 y ayuda a adelgazar de forma saludable

La diabetes tipo 2 sigue siendo el gran problema de salud metabólica en el mundo occidental en general, y en España en particular: hasta el 14% de nuestra población sufre diabetes, según la Fundación Diabetes. Es decir, más de 5 millones de personas tienen problemas con esta enfermedad. Hasta hace poco, el tratamiento de la diabetes se basaba en controlar los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, colesterol) y los niveles de glucemia o azúcar sanguíneo mediante fármacos. Sin embargo, esta forma de tratar la enfermedad no es curativa, y no aborda el origen de la patología.

Algunos estudios ya han sugerido que la diabetes sí tiene cura, aunque no es fácil. Hay que cumplir ciertos requisitos, y llevar a cabo una estricta dieta. Pero las investigaciones más recientes sugieren que no habría que basarse solo en uso de batidos sustitutivos de comidas, y que hay dietas más “simples” que podrían ayudar.

Estudios anteriores ya habrían sugerido que la pérdida de peso, ya sea mediante cirugía o dieta, puede solucionar algunas de las causas de la diabetes tipo 2, dado que ayuda a su vez a mejorar la tolerancia a la insulina y a mantener unos buenos niveles de azúcar en sangre.

En su momento se inició un estudio, donde se sugería que realizar una dieta muy baja en calorías (de aproximadamente 600 kcal diarias) en personas con diagnóstico de diabetes de menos de 6 años de evolución podría llegar a curar la diabetes. En este caso, se usaban batidos sustitutivos de comidas, algo complicado de seguir a medio y largo plazo.

De forma más reciente, los últimos trabajos han indagado sobre métodos alternativos para lograr la remisión de la enfermedad, con mayor adherencia a la dieta, y más facilidad para cumplirla. Se trataría de las dietas bajas en carbohidratos.

De hecho, para llegar a comprender qué tipo de dieta sería mejor para lograr una remisión de la diabetes, se ha publicado recientemente una revisión de más de 90 artículos donde se analizaron diversos tipos de dieta. En la mayoría de los casos, una vez más, los investigadores se centraban en el uso de batidos sustitutivos; pero otros enfoques como las dietas bajas en carbohidratos también funcionaban bien.

Las dietas que usan batidos sustitutivos lograrían la remisión de la diabetes tipo 2 en una de cada tres personas. Por su parte, las bajas en carbohidratos lograrían la remisión en una de cada cinco personas. 

En ambos casos, los participantes de los estudios lograban perder peso y mantener la remisión de la enfermedad los siguientes dos años. Siempre y cuando mantuviesen dicha pérdida de peso.

Por otro lado, otros enfoques como las dietas bajas en calorías y la dieta mediterránea también serían útiles para lograr la remisión de la diabetes tipo 2, pero en menos casos: solo un 5% de las personas que llevaban a cabo una dieta baja en calorías habitual lograría la remisión durante el siguiente año, mientas que solo el 15% de las personas lograría la remisión en el caso de la dieta Mediterránea.

Remisión y mitigación de la diabetes

Como bien indican los autores de la gran revisión de dietas, Duane Mellor, director de Medicina y Nutrición Basadas en la Evidencia en la Facultad de Medicina de la Universiad de Aston, y Adrian Brown, investigador y profesor en la UCL, en su artículo conjunto en The Conversation, uno de los problemas actuales es diferenciar entre los conceptos “remisión” y “mitigación” de la diabetes tipo 2.

Como bien comentan, según los grupos de expertos y los estudios analizados, la definición de “remisión” es muy variable. La mayoría define este concepto como una reducción de los niveles de azúcar en sangre por debajo del rango del diagnóstico de diabetes. Sin embargo, algunas definiciones indican que esta situación se debe dar sin precisar tomar medicación, mientras que otros no tienen en cuenta la toma de fármacos.

Además, algunos expertos indican que es necesario perder peso para lograr la remisión como tal. Y las dietas bajas en carbohidratos pueden normalizar los niveles de azúcar en sangre incluso sin pérdida de peso, según algunos trabajos.

En este caso, los expertos definieron la remisión como la reducción de los niveles de azúcar en sangre, durante al menos seis meses, sin usar fármacos.

Por otro lado, y dada la preocupación por volver a los niveles de azúcar elevados cuando se vuelvan a consumir carbohidratos tras llevar a cabo una dieta low carb, los investigadores han sugerido usar el término “mitigación” de la diabetes.

En este caso, mitigación implicaría que la diabetes tipo 2 como enfermedad sigue presente, pero sus efectos negativos se están manejando bien mediante la dieta. Para los expertos, la remisión solo podría lograrse si se pierde grasa alrededor de los órganos, algo que a su vez mejora la tolerancia a la insulina y que esta hormona trabaje de forma eficaz.

Aún así, puntualizan, dado que las dietas bajas en carbohidratos suelen implicar el consumo de menos calorías, a menudo se llega a lograr una pérdida de peso mantenida. Así pues, si se logra mantener una dieta baja en carbohidratos a largo plazo, no solo se reducirían los niveles de azúcar en sangre y las complicaciones asociadas a la diabetes tipo 2, sino que se lograría también una remisión real.

Para finalizar, los mencionados autores de la revisión de dietas contra la diabetes también explican que, si bien es cierto que hay muchas formas de mejorar significativamente los niveles de azúcar en sangre mediante la dieta, en todos los casos se deberían perder entre 10 y 15 kg de peso de media para lograr la remisión de la enfermedad. Esto produciría una pérdida de grasa en el páncreas y el hígado, mejorando la función de la insulina.

Al final, en el largo plazo, la mejor dieta es la que sea más fácil de seguir por cada persona.