Vuelve el público a los estadios de fútbol: cómo es el protocolo para evitar contagios

Si bien volverá la presencialidad para el público en los estadios de fútbol, es importante cumplir los protocolos de sanidad.

Vuelve el público a los estadios de fútbol: cómo es el protocolo para evitar contagiosSi bien volverá la presencialidad para el público en los estadios de fútbol, es importante cumplir los protocolos de sanidad.

Finalmente, se anunció el regreso del público argentino a los estadios de fútbol. Según se reveló, el mes de septiembre será el punto en el que los fanáticos podrán volver a pisar las canchas, y por esa razón comenzaron a salir a la luz los primeros protocolos que hay que cumplir para cuidarnos entre todos.

Si bien aún se está dialogando para alcanzar un acuerdo, es desde el fútbol nacional que prepararán un proyecto de reglamentación para que se abran las puertas de las canchas. Partiendo de las condiciones establecidas por el gobierno, las autoridades del deporte están analizando los cuidados que hay que atender, y los requisitos a cumplir antes de poder ingresar al estadio.

En primer lugar, es fundamental la realización de un hisopado con 72 horas de anticipación al juego, un asiento ocupado cada tres libres, lo que implicaría el 30% de capacidad de los estadios (porcentaje que se irá ampliando de manera progresiva) y la constancia de vacunación, aunque aún no se sabe con certeza si se debe tener el esquema completo o si basta con una dosis.

Entre otros factores a tener en cuenta, todo el público deberá estar sentado a la hora del juego y los protocolos se aplicarán tanto en reserva como en los partidos juveniles. Con respecto al ingreso y egreso de las canchas habrá un procedimiento similar al de los centros comerciales. A su vez, la venta de bebidas y alimentos funcionarán siguiendo el estilo take away, y habrá 120 entradas de protocolo por club, además de que cada equipo distribuirá los cupos según considere.La intención es realizar una “prueba piloto” en cinco partidos de fútbol a determinar durante tres fechas consecutivas para evaluar cómo funciona el proyecto y si es necesario perfeccionarlo en más aspectos.