Tenía problemas para dormir y descubrió que su gato lo asfixiaba por las noches

En Tailandia, un joven hizo un descubrimiento escalofriante: su gato trata de asfixiarlo mientras duerme. El hecho ocurrió en la ciudad de Bangkok y el protagonista de esta historia, Lomphonten Lomphontan, lo descubrió gracias a las cámaras de seguridad.

Tiempo atrás, decidió colocar los dispositivos de vigilancia para chequear que el animal se encuentre bien mientras él está en el trabajo. Jamás imagino la sorpresa que se llevaría al chequear el material.

Semanas atrás, Lomphontan comenzó a tener problemas para dormir y se despertaba con dolor en el pecho, por lo que decidió revisar los videos de las cámaras para ver cuáles eran sus hábitos nocturnos.

Todas las noches, el felino se sube a su pecho y lo observa sin mover un músculo. A veces lo toca con su pata para confirmar que está dormido y es en ese momento en que se deja caer sobre el rostro de su dueño, como si lo abrazara.

Obviamente, esta actitud de la mascota le ocasiona serios problemas para respirar, sin embargo, para el joven, no es más que una “muestra de amor” por parte del micifuz.

“Cuando me senté y vi las grabaciones no podía creerlo, me reí mucho, en realidad es muy gracioso. Ahora lo quiero aún más porque él me ama así”, aseguró ante los medios locales una vez que las imágenes que publicó en su Facebook se volvieran virales.

¿Qué opinan los expertos?

Según lo que publica Infobae, los gatos no son sumisos como los perros, pero viven su amor con independencia y muchas veces lo demuestra durmiendo encima de nosotros.

El animal tiende a creer que el humano es de su propiedad y elige acercarse para expresar su afecto. Es posible que usen sus patas delanteras como cuando eran pequeños, que masajean las mamas de la madre cuando se amamantan. Al sentirse cómodos y protegidos, pueden dormir sin mayores sobresaltos.