Una mujer denunció a su vecina por colgar las tangas en el patio para seducir a su esposo

Una mujer denunció esta semana a su vecina de 23 años por tender sus tangas para presuntamente seducir a su esposo, que vive en el estado mexicano de Quintana Roo, en un pueblo cercano a la ciudad turística de Playa del Carmen. Según especificaron los medios locales, los policías quedaron sorprendidos cuando la mujer los solicitó para realizar esta “inusual” denuncia.

Los uniformados decidieron asistir a la vivienda ubicada en la colonia Las Brisas, para calmar el tenso conflicto que se había creado entre la mujer denunciante y su vecina, según informó el medio El Heraldo, de México. La demanda de la mujer se basa en que la joven quebranta “la buena moral”.

Cuando las autoridades arribaron, la denunciante llamada Yuvitza E., de 42 años, dijo que su vecina quería provocarla al tratar de “seducir” a su esposo mediante un método “inusual”. Es decir, tendía sus tangas en el patio, que limita con su casa, para hacerlas visibles y así atraer la atención del hombre.

La denunciante le confirmó a la policía que el hecho de que su vecina tienda sus tangas en el patio, que está lindero a su casa, había sido una fuente de problemas con su esposo en repetidas oportunidades. Por ese motivo, la mujer se cansó de la situación que se repetía una y otra vez, y decidió denunciar a la joven, que fue calificada por Yuvitza como una mujer “impúdica”.

Al parecer, la señora había sorprendido in fraganti a su marido, quien espiaba mirando fijamente y embobado las tangas de su vecina, desde una ventanita de su casa, mientras la “la impúdica mujer”, que se disponía a lavar sus prendas interiores.

La denunciante afirmó también que no es casualidad que la vecina lave sus tangas un sábado, justo el día en que su esposo descansa y se encuentra todo el día en su casa, sin nada más que hacer que mirar la ropa interior de la joven. Como si fuera poco, Yuvitza especificó que la chica tiende las tangas justo al mediodía, es decir el momento en que su marido se levanta en su día no laboral.

Luego de que los agentes charlaran con la mujer sobre lo que sucedía, finalmente le comunicaron que no podían tomar la denuncia, porque la joven no estaba cometiendo delito alguno. Pese a la indignación que tenía la señora, la Policía le aconsejó que debía llegar a un acuerdo con la muchacha, para evitar posteriores conflictos y malos entendidos.