Qué es la manzana negra y por qué es una de las más caras del mundo

La manzana acompaña a los hombres desde los albores de la historia. En el libro del Génesis, Eva tienta a Adán con la fruta del Árbol del Conocimiento, que muchos artistas han interpretado como una redonda y jugosa manzana, al igual que el imaginario popular, que la concibe roja y turgente.

Pero, aunque parezca increíble, en el confín del mundo se cultivan manzanas negras. ¡Negras! Ni la reina mala de Blancanieves hubiera imaginado una fruta así. No obstante, existen y se producen en la región tibetana de Nyingchi. Se las conoce como Hua Niu (también conocida como Black Diamond), y si bien no son exactamente negras, como una piedra de obsidiana, tienen un tono púrpura, muy oscuro, con pulpa blanca en el interior.

Su color singular se debe a la gran altitud de la región. Es que allí la temperatura fluctúa enormemente entre el día y la noche, y las manzanas están expuestas a un exceso de radiación ultravioleta, lo que favorece la concentración de antocianos y por ende, la piel oscura.

Al pertenecer al segmento de gama alta del mercado, la manzana Hua Niu promedio cuesta alrededor de 8 dólares la unidad. A pesar de su elevado precio no es la más cara del mundo, ya que la variedad japonesa Sekai Ichi cuesta un promedio de 21 dólares cada una.

La contra de la original Black Diamond es que su proceso de maduración puede tardar hasta ocho años, lo que disuade a muchos agricultores de llevar adelante este tipo de cultivo.