Demandó a un bar por haberlo emborrachado y le ganó una demanda por 5 millones de dólares

Un insólito falló judicial llamó la atención de las redes sociales y tuvo como protagonista a un hombre que denunció a un bar por emborracharlo.

Daniel Rawls es un hombre que realizó una insólita demanda y consiguió un fallo favorable que lo convirtió en un millonario. La demandada resultó se una mujer llamada Lourdes Galindo, quien es la dueña del bar “La Fogata Mexican Grill”.

El insólito episodio tuvo lugar en la ciudad de Andrews, en el estado de Texas, Estados Unidos, donde un hombre inició acciones legales contra el bar, acusándolo de servirle demasiado alcohol, lo que posteriormente, derivó en una disputa con otro cliente y terminó herido.

El denunciante, representado legalmente por el abogado Lane Haygood, presentó la demanda ante la justicia el pasado 17 de mayo, pero el incidente en el bar, sucedió en mayo de 2019.

Demandó a un bar por haberlo emborrachado y le ganó una demanda por 5 millones de dólaresUn insólito falló judicial llamó la atención de las redes sociales y tuvo como protagonista a un hombre que denunció a un bar por emborracharlo.

Según argumentó Rawls, tras beber en La Fogata el 21 de mayo de 2019, el hombre tuvo una pelea con otro cliente, Robert Henrickson, en el estacionamiento del restaurante. Rawls afirma que sufrió una lesión en la cabeza durante la discusión.

Aunque parezca difícil de creer, Daniel Rawls recibió un total de 5,5 millones de dólares, algo así como 534 millones de pesos, incluida la responsabilidad de las instalaciones, la negligencia y los daños derivados de una conducta criminal previsible por culpa de los empleados del bar.

Un hombre ganó una demanda de U$S 5 millones contra un bar al que acusó de emborracharloLourdes Galindo, la dueña del bar La Fogata

El Tribunal del condado de Andrews falló a favor del denunciante en una sentencia en rebeldía, porque la propietaria del bar “La Fogata Mexican Grill” no respondió a la demanda ni asistió a la audiencia conciliadora.

Según consta en la sentencia, la dueña del bar, Lourdes Galindo y un cantinero desconocido son responsables de la lesión porque permitieron que los dos hombres bebieran en exceso y por esa razón las cosas terminaron como terminaron.

Ahora, el bar “La Fogata Mexican Grill” tiene 30 días para presentar una notificación de apelación si tienen la intención de solicitar un nuevo juicio, de acuerdo con las Reglas de Procedimiento de Apelación de Texas.