Hace 4 años, con $1000 se llenaba un changuito: cuánto cuesta hoy

Hace tan solo cuatro años, llenar un changuito de supermercado costaba mil pesos. Pero hoy el precio creció exponencialmente. ¿Cuánto se necesita?

Hace 4 años, con $1000 se llenaba un changuito: cuánto cuesta hoyHace tan solo cuatro años, llenar un changuito de supermercado costaba mil pesos. Pero hoy el precio creció exponencialmente. ¿Cuánto se necesita?

Sin lugar a dudas, Argentina es un país que vive en una inflación constante. Para poder visualizar este proceso se puede comparar lo que hace cuatro años costaba llenar un changuito de supermercado con lo que se gastaría hoy en día.

Según los datos arrojados por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), completar un changuito con alimentos de la canasta básica tenía un costo de $1.000. Pero por el efecto inflacionario, se elevó a los actuales $4.000.

El informe incluso aclaró que un aumento similar, del 300 %, sufrió la ropa. En comparación, hace cuatro años con $ 1.000 se llenaba un tanque de nafta, cuando hoy solo se llegan tan solo a los diez litros.

Otra de las comparaciones alimentarias que hace este informe con hace cuatro años es en el marco de la carne. En ese entonces, y con el mismo monto, se compraban 8 kilos de asado. Hoy tan solo alcanzan para un kilo y medio.

Según indica Natalia Ariño, economista de FADA, este aumento “no sólo pasó con lo del supermercado, también con la ropa, llenar el mismo placard nos cuesta 4 veces más. Las mismas prendas que nos comprábamos con $1.000, ahora demandan $4.000”.

Hace 4 años, con $1000 se llenaba un changuito: cuánto cuesta hoyHace tan solo cuatro años, llenar un changuito de supermercado costaba mil pesos. Pero hoy el precio creció exponencialmente. ¿Cuánto se necesita?

Pero además del changuito del supermercado, o la nafta, también hay otras categorías que afecta. “El aumento sostenido de los precios afecta a la producción, salarios, empleo e inversiones. Además, la inflación impacta directamente sobre la pobreza. Si bien tenemos menor poder adquisitivo mes a mes, esto incide con mayor fuerza en quienes tienen menores ingresos”, indicó Ariño.

Este indicador desgrana las cifras oficiales de inflación, cruzándolos con otros datos y tipos análisis para analizar el efecto en los bolsillos de los consumidores. “Si nos vamos cuatro años atrás, con $1.000 veríamos a cuatro familias comiendo un asado, pero hoy con esa misma plata, no nos alcanza ni para una sola familia”, también señaló David Miazzo, economista Jefe de FADA.