5 recuerdos de tu infancia que siempre llevarás en el corazón

¿Cuáles son los recuerdos de tu infancia que siempre guardarás en tu memoria y en tu corazón? Mira estos 5 momentos inolvidables

Cada generación vive de una manera diferente. Según la época en la que naciste, viviste experiencias maravillosas y tal vez otras no tan buenas que también te marcan y te definen. Lo mismo dirán las personas de la generación posterior a la tuya.

Lo que las une a todas, eso sí, es la infancia como un momento poderoso, lleno de aprendizajes y recuerdos en los que la familia, los sueños, los amigos, el colegio y la imaginación tuvieron un papel esencial: te hicieron quien eres hoy.

Recordemos juntos esos momentos especiales y planes de tu niñez que jamás olvidarás.

1. Navidad: seguramente piensas que tus navidades fueron las mejores. Las de antes estaban plagadas de ilusión y misterio por la entrega de los regalos, la noche de las velitas, las jornadas haciendo los instrumentos para cantar los villancicos, la deliciosa mezcla de natilla, buñuelos y otros manjares, los juegos entre abuelos, papás, tíos, primos y amigos, todo alrededor de esos días de celebración. ¡Era el mejor tiempo para ser niño!

2. Jugar afuera: los niños de antes no fueron vigilados al extremo. ¿Recuerdas cuántas horas podías estar fuera de tu casa sin que tus papás se preocuparan? Y tú, en el parque, en el arenero, imaginando cientos de cosas, soñando. Los niños de hace años disfrutaron de una libertad que hoy es impensable y, al contrario de los pequeños de ahora, realmente pasaban más tiempo afuera que en sus casas con un celular. Había días en que podías salir muy temprano a jugar con tus amigos del barrio y solo entrabas a tu hogar a almorzar o comer.

5 recuerdos de tu infancia que siempre llevarás en el corazón

3. Vacaciones: los recesos del colegio eran añorados como nunca por los pequeños. La situación no ha cambiado: ¡los niños aman tener tiempo libre para hacer lo que más les gusta! Sin embargo, cuando no había celulares y otras actividades virtuales, las vacaciones eran días para jugar durante horas y horas sin parar. Cuando los papás no tenían que trabajar, los planes eran entonces la oportunidad para visitar el zoológico, un parque recreativo, ir a piscina. ¡Cuánta ilusión!

4. Reuniones familiares: hoy las familias son el papá, la mamá y máximo dos hermanos. Antes, las parejas tenían mínimo cinco o seis hijos, por lo que las familias eran muy grandes. Una reunión era una fiesta total con personas de todas las edades y características. Todos no solo pasaban muy bueno sino que fortalecían los vínculos que los unían.

5 recuerdos de tu infancia que siempre llevarás en el corazón

5. Día de los disfraces: lo llaman Día del Niño, Halloween, Día de los Brujitos… digamos simplemente que era el día para disfrazarse del superhéroe favorito, del personaje de caricatura que te robaba el sueño, de tu animal preferido… ese día se podía ser otro ser y recibir muchos dulces por ello. Por fortuna, esta tradición no solo la han heredado los niños sino también los adultos, por lo que siendo mayor puedes seguirla disfrutando. No obstante, no será lo mismo.