Quiso robar un banco con una nota escrita a mano pero no le entendieron la letra y se hizo viral

Un hombre intentó robar un banco con una nota escrita a mano pero no le entendieron la letra y fue capturado por la policía tras otro intento de robo.

Quiso robar un banco con una nota escrita a mano pero no le entendieron la letra y se hizo viralQuiso robar un banco con una nota escrita a mano pero no le entendieron la letra y se hizo viral

Un hombre llamado Alan Slattery, de 67 años, oriundo de St. Leonards en Hastings, Reino Unido, intentó robar un banco con una nota escrita a mano pero como no le entendieron la letra terminó siendo detenido.

El hombre terminó recibiendo una sentencia extendida de seis años luego de haber sido apresado por el intento de robo. Slaterry había visitado tres bancos en Eastbourne y Hastings en el espacio de dos semanas, en los cuales entregaba notas al personal de las cajas para robar efectivo.

Su primer intento de robo fue el pasado 18 de marzo en la sucursal del Nationwide Building Society en Eastbourne. Allí se terminó yendo con las manos vacías porque nadie del personal del banco logró descifrar lo que decía la nota.

“Más tarde, el personal del banco logró leer la nota, que decía: ‘Su pantalla no detendrá lo que tengo, solo entregue los números 10 y 20. Piense en los otros clientes’. Luego llamaron a la policía, que asistió y confiscó la nota y las imágenes de CCTV desde el interior del banco”, indicó un portavoz de la policía local.

Quiso robar un banco con una nota escrita a mano pero no le entendieron la letra y se hizo viralEl hombre fue detenido luego de intentar robar el otro banco. Foto ilustrativa.

Tras irse sin el botín, el hombre condenado volvió a visitar otro banco, esta vez el Nationwide Building Society. Allí entregó la nota y el cajero le dio 2400 libras.

“El personal del banco informó que un hombre entró en la sucursal y entregó una nota amenazadora exigiendo dinero. El cajero desafió al hombre, que luego se fue con las manos vacías”, expresó el portavoz sobre este particular caso.

Luego de este informe, la policía terminó arrestándolo bajo sospecha de robo y dos cargos de intento de robo. “Una búsqueda de su dirección encontró algunas etiquetas adhesivas idénticas a la etiqueta que se le había entregado al personal del banco NatWest y una chaqueta que coincidía con la del hombre visto en CCTV de NatWest”, detallaron las autoridades.

Una vez frente a la Justicia, Slaterry se declaró culpable de los tres delitos cometidos y terminaron condenándolo a seis años de prisión extendida, lo que quiere decir que cumplirá cuatro años de cárcel y dos con licencia.