¿Por qué cambia el volumen de la televisión en función de lo que veas?

Has escuchado la televisión justo al volumen que querías pero llegan los anuncios y, de golpe, los decibelios se disparan por arte de magia y el mando para bajar el sonido, que hace nada estaba a tu lado, se ha perdido. 

Esta es una situación muy habitual que también se repite cuando se visionan contenidos de las principales plataformas de streaming: hay que estar subiendo y bajando el volumen constantemente porque los diálogos se escuchan más flojos que la música y los efectos. 

Los anuncios quieren que los veas

No estás loco. Sí sucede. Los eternos minutos de pausas publicitarios se emiten en volúmenes más altos que otros contenidos. Es una táctica de los anunciantes para que el mensaje de sus productos, aunque no veas el anuncio, entre en tu interior. 

En España, en este sentido, hay una ley que obliga a que “el nivel sonoro de los mensajes publicitarios no puede ser superior al nivel medio del programa anterior” y si no se cumple puede haber sanciones de hasta medio millón de euros. 

Pese a que hay un marco legal que impide esta práctica se siguen emitiendo anuncios a un volumen superior, aunque ya no de forma tan exagerada, o se ponen anuncios con mejor calidad de sonido que los propios contenidos de la cadena, por lo que puede parecer que también están a mayor volumen sin estarlo. 

¿Realmente hay un desajuste en las películas?

Cuando se comienza a grabar y producir una película siempre se hace pensando en su emisión en el cine, que tiene unas posibilidades acústicas mucho mayores que la televisión de casa. “Esta sala tiene el sistema de sonido envolvente Dolby Atmos”, se pavonean algunos cines. 

Uno de los problemas de este planteamiento es cuando estas películas se deben emitir un jueves por la noche en televisión. Si el espectador no tiene un sistema de sonido potente y utiliza los altavoces de su televisión es muy probable que haya ciertos desajustes, que a veces cueste escuchar y que se esté modulando el volumen de forma asidua. 

Esta situación no debería de darse en las producciones propias de plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix, Amazon Prime Video o HBO. Estas casas del streaming ya producen sus películas y series teniendo en cuenta que serán reproducidas en un ambiente doméstico y no en un cine, por lo que la mezcla de sonidos tendría que ser más equilibrada, aunque no siempre es así.Lee también

¿Qué puedo hacer para que todo tenga el mismo volumen?

Más bien poco. Se pueden hacer ciertos ajustes de configuración pero generalmente no serán suficientes para llegar al nivel de equilibrio deseado. Por otra parte, lo que servirá para una película no servirá para otra. 

En cuanto a las plataformas de streaming ofrecen un rango limitado de opciones, aunque algo es algo. 

Mejor tu experiencia de sonido

1

Escoge la mezcla estereofónica. Sí, el 5.1.

2

Utiliza siempre el ‘modo de sonido optimizado’ del televisor

3

Activa la opción ‘volumen automático’

4

Activa la opción ‘reducir sonidos fuertes’ que incluyen algunas plataformas

5

Algunas televisiones dejan activar el modo ‘voces claras’, hazlo