¿Qué es la saturación de oxígeno?, ¿me sirve un oxímetro?, ¿cuáles son los niveles normales?

Generalmente en los seguimientos domiciliarios que tienen los pacientes con COVID-19 es regular el uso de un pequeño dispositivo que indica desde la cantidad de oxígeno que está llegando a la sangre hasta una señal de cómo está la respiración del individuo y, por ende, el funcionamiento de los pulmones.

Se lo llama oxímetro y tiene características especiales que les contaremos a continuación.

En épocas de la pandemia de coronavirus, contar con un oxímetro puede ser de gran ayuda, sobre todo para realizar seguimientos de personas con diagnósticos positivos, sintomáticos o asintomáticos.

Algunas personas pueden presentar caídas en los niveles de saturación de oxígeno sin experimentar mayores molestias o signos de dificultad en la respiración, por ello es recomendable la actualización de información con el oxímetro.

Los especialistas suelen utilizarlo en el dedo índice. Sin embargo, un estudio publicado en Springerplus demostró que las lecturas más altas se obtienen en el dedo medio de la mano dominante; el segundo más cercano fue el pulgar de la mano dominante. Y aunque las diferencias son pequeñas, si no hay ningún inconveniente se sugiere hacer las mediciones en estos sitios.

Nivel de oxígeno en la sangre

Pacientes llegaban a la sala de emergencia sin presentar trastornos graves de respiración, aunque tenían niveles bajos de oxígeno en la sangre.

Esta prueba, también conocida como gasometría arterial o saturación de oxígeno, mide la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre. Cuando respiramos, nuestros pulmones inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono. El desequilibrio entre los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre puede ser un signo de que los pulmones no están funcionando bien, según el portal de salud Medlineplus.

La prueba del nivel de oxígeno en la sangre se usa para ver cómo están funcionando los pulmones y para medir el equilibrio ácido-base en la sangre.

Niveles normales

Este pequeño dispositivo es un oxímetro de pulso. (Getty Images)

El portal MedicalNewsToday específica que el nivel normal de oxígeno en la sangre varía entre 75 y 100 milímetros de mercurio (mm Hg). Un nivel de oxígeno en la sangre por debajo de 60 mm Hg se considera bajo y puede requerir suplementos de oxígeno, lo que dependerá de la decisión del médico y el caso individual.

Recomendaciones al usar un oxímetro en casa

Un doctor debe dar más detalles de cómo usar un oxímetro. Pero estos son los principios básicos:

  • Colocar el oxímetro en el dedo y esperar hasta que la pantalla indique la proporción de hemoglobina oxigenada en la sangre. Este número refleja la cantidad de oxígeno disponible en su sangre que es entregada al corazón, cerebro, pulmones y otros músculos y órganos.
  • El oxímetro también indica tu pulso en la pantalla.
  • Es recomendable tener un registro de las lecturas que has hecho en casa, ya que probablemente en la visita al doctor sea útil.

Según Medline, si sus resultados de nivel de oxígeno en la sangre no son normales, eso puede significar que:

  • Usted no está recibiendo suficiente oxígeno.
  • Usted no está eliminando suficiente dióxido de carbono.
  • Usted tiene un desequilibrio ácido-base.

Recuerde que cualquier duda debe consultarla con un especialista, entre otras cosas porque los porcentajes pueden variar un poco dependiendo de la altura sobre el nivel del mar en el cual se encuentre la persona, por lo que se aceptan límites normales un poco más bajos a mayor altitud y a la inversa, contó el especialista Jairo Roa en una entrevista con El Tiempo. (F)