La forma en la que tu perro duerme revela mucho sobre su salud

Los hábitos que tiene tu perro al dormir (cantidad de horas y posición) dicen mucho sobre su estado de salud.

La forma en la que tu perro duerme revela mucho sobre su saludLa forma en la que tu perro duerme revela mucho sobre su salud

Las posiciones en las que duerme tu perro, la forma en que se mueve y la cantidad de tiempo que pasa durmiendo pueden revelar mucho sobre cómo se sienten. Los hábitos de sueño pueden dar pistas sobre la salud y la felicidad de una mascota, motivo por el cual hay que estar bien atentos a eso.

Por supuesto, si detectamos algo inusual o diferente en los comportamientos de sueño del perro, debemos acudir a su veterinario para un chequeo. En base a esto, hay que prestar atención a la posición en la que duerme el perro con más frecuencia. La posición favorita para dormir puede cambiar según dónde duerma, con quién duerma o si se siente de cierta manera.

Las lesiones o el dolor también pueden hacer que cambie la posición para dormir de un perro, por lo que si notamos algo inusual en la posición para dormir, estemos atento a los signos de dolor. Un perro que  duerme de costado tiene que sentirse bastante seguro y cómodo, ya que deja expuestos los órganos vitales.

Los perros que prefieren esta posición tienden a ser bastante tranquilos y relajados, aunque pueden cambiar a una posición diferente si duermen en un lugar nuevo o cerca de alguien con quien no están familiarizados. Esta posición también deja sus extremidades libres para moverse durante el sueño, por lo que es posible que veamos más espasmos y patadas en las piernas de un perro acostado de costado.

Una posición muy común que adoptan los perros cuando duermen es acurrucarse en una bola, de la nariz a la cola. También es una posición común para los animales en la naturaleza, ya que protege los órganos vitales, ayuda a conservar el calor y facilita el levantarse rápidamente. Esta posición restringe el movimiento durante el sueño, por lo que es posible que veamos menos espasmos de un perro que duerme en una pelota.

Eso sí, si vemos que nuestro perro tiene problemas para encontrar una posición cómoda antes de dormir (se mueve mucho o no logra conciliar el sueño) puede deberse a un dolor, artritis o algún problema neurológico. Es importante prestar atención a la cantidad de horas que duerme por día: menos o más del promedio diario (13 horas) es para estar alerta.