El coronavirus reaparece en Wuhan con un gran rebrote por la variante Delta en China

Luego de la llegada de la variante Delta, China suspendió los vuelos y servicios de trenes, canceló partidos la liga profesional de básquet y ordenó testeos masivos.

En el marco de la pandemia de coronavirus y tras la llegada de la variante Delta, este martes China suspendió los vuelos y servicios de trenes, canceló partidos la liga profesional de básquet y ordenó testeos masivos en Wuhan, luego de que un creciente rebrote de casos donde la enfermedad original se detectó por primera vez a fines de 2019.

El total de casos confirmados de la variante Delta están mucho más esparcidos por el territorio que en cualquier otro rebrote con el que haya tenido que lidiar China desde el foco inicial, que impactó con dureza en Wuhan a principios de 2020 y se extendió desde allí al resto del mundo.

Hisopados en China. (EFE)
Hisopados en China. (EFE)EFE

China no ha llegado a eliminar el coronavirus pero lo ha contenido casi por completo gracias a campañas de testeos y aislamientos masivos cada vez que ha enfrentado un rebrote. En la actualidad hay casos en más de 35 ciudades y en 17 de las 33 provincias.

La Asociación China de Básquet dijo que los partidos de la liga profesional masculina quedaron suspendidos por la pandemia, informó la agencia de noticias china Xinhua.

La localidad de Wuhan, hogar de 11 millones de personas, se convirtió en la más reciente ciudad en decretar pruebas masivas de detección del virus. Tres casos se registraron en la ciudad en las últimas 24 horas, los primeros en más de un año que no corresponden a viajeros llegados del extranjero.

Los últimos casos registrados en Wuhan se remontaban a mayo de 2020. Este resurgimiento de la epidemia supone un duro golpe para la que fue la primera ciudad del mundo sometida a cuarentena por la Covid-19, a partir del 23 de enero de 2020 y durante 76 días.

Las personas hacen fila para las pruebas de coronavirus en una gran fábrica en Wuhan (AP/Archivo).
Las personas hacen fila para las pruebas de coronavirus en una gran fábrica en Wuhan (AP/Archivo).

Tras haber derrotado al virus, sus habitantes se enorgullecían de vivir en “la ciudad más segura del mundo”, en comparación con los efectos de la pandemia, que causó la muerte de más de 4 millones de personas en el planeta.

La ciudad a orilla del río Yangtsé está “lanzando rápidamente pruebas PCR a todos sus residentes”, dijo a periodistas Li Tao, un alto cargo local, en una conferencia de prensa.

Los contagios fueron detectados en siete trabajadores migrantes en la ciudad, de los cuales cuatro no presentaban síntomas de la enfermedad. China informa los casos asintomáticos, pero no los incluye en su recuento oficial de contagios.

Con información de Télam.