Qué tiene que pasar en el cuerpo para que nuestro organismo resista al coronavirus

Un nuevo estudio reveló qué factores pueden reducir el impacto del coronavirus en nuestro cuerpo.

Qué tiene que pasar en el cuerpo para que nuestro organismo resista al coronavirusUn nuevo estudio reveló qué factores pueden reducir el impacto del coronavirus en nuestro cuerpo.

Desde el comienzo de la pandemia que muchísimos laboratorios se enfocaron en estudiar a la infección que genera el coronavirus en los cuerpos. Si bien encararon la temática por diferentes aspectos, hay quienes se centraron en las vacunas y los tratamientos.

Es así que pocos días atrás se realizó un estudio aplicado a los monos. La idea era poder conocer a la enfermedad probando al coronavirus que afecta a las personas, en los animales. En primer lugar resultó evidente que los monos son más resistentes a la enfermedad de lo que se esperaba, y a la hora de indagar el por qué, se obtuvo la respuesta.

Kim Hasenkrug es el autor principal del estudio e investigador principal del Laboratorio de Enfermedades Virales Persistentes, de los Laboratorios de las Montañas Rocosas y del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Durante seis semanas, los expertos aplicaron diferentes sustancias en los animales y analizaron su organismo, les realizaron hisopados nasales, lavados broncoalveolares e inclusive hisopados rectales para corroborar la llegada del coronavirus en el cuerpo.

Así, encontraron anticuerpos neutralizantes del virus muy fuertes que permitían controlar la infección. Además se llevaron la sorpresa de que los anticuerpos maduraron, volviéndose más fuertes y más potentes para unirse al patógeno viral. Cabe destacar que les habían agotado las células T a los monos para tener en cuenta la relevancia de estas en el proceso.

Hasenkrug admitió que no sabe por qué las células T no resultaron ser tan importantes como se creía, pero probablemente sea bueno que no sean necesarias, porque entonces, las personas que no logran montar suficientes respuestas de células T todavía tienen oportunidades de recuperarse. “Esto implica que la respuesta inmunitaria innata es fundamental para el control inicial del virus, en lugar de las respuestas inmunitarias adaptativas que hemos estudiado”, afirma Hasenkrug.