10 olores que no soportan los perros

Si pensabas que los olores que a ti te parecían agradables o incluso deliciosos también le gustaban a tu perro, lamentamos decirte que te equivocas y que incluso puede que estén perjudicando a la salud de tu can. Una de esas cosas que los perros odian de los humanos y que muchos desconocen, pero de las que sin duda deberías empezar a mantener alejado a tu perro. Y es que, al igual que existen alimentos más saludables que otros para ellos, hay olores que a menudo incluimos en nuestro día a día que pueden llegar a irritar la nariz de nuestro peludo o incluso a poner su vida y salud en peligro.

El sentido del olfato en los perros

Pero antes de conocer cuáles son esos olores, es importante que comprendas que el sentido del olfato en los perros es uno de los sentidos más desarrollados, siendo incluso 10.000 veces más sensible que el sentido del gusto e incluso más agudo que su visión. Un olfato que comparado con el nuestro, también difiere mucho llegando a tener entre 200 y 300 millones de receptores olfativos, frente a los cinco millones que podemos llegar a tener los humanos. Tan importante es el sentido del olfato para los canes, que se puede decir que los perros pueden “ver” a través de su nariz gracias a esa particular sensibilidad que tienen para diferenciar los olores.

Pero es precisamente esa sensibilidad, la que también puede hacer que tengamos gustos totalmente distintos a la hora de preferir determinadas fragancias u olores. Y es que lo que para nosotros puede resultar un agradable olor afrutado o fresco, para ellos puede ser su peor pesadilla. Precisamente por ello y para evitar ese tipo de olores irritantes para nuestros perros, hemos elaborado una lista con los diez olores que tu perro no soporta. Toma nota.

10 olores que los perros no soportan:

Cítricos

Aunque a nosotros el olor a cítrico puede llegar a parecernos agradable incluso para dar olor a determinadas zonas de la casa, la realidad para nuestros perros es muy diferente, ya que este es uno de los olores más odiados por nuestros peludos amigos. Para ellos el olor a cítrico es un olor especialmente insoportable y tan fuerte que puede llegar a causar irritación en las vías respiratorias. Y aunque con cítrico nos referimos a las frutas cítricas, sin duda las más detestadas por los perros son las fragancias cítricas que pueden encontrarse por ejemplo a través de los aceites esenciales o a través de determinados ambientadores, ya que estos concentran mucho más el olor, resultando aún más fuerte para los perros.

Vinagre

El vinagre es otro de esos olores bastante fuertes para el olfato de cualquier perro e incluso para el nuestro en algunas ocasiones. Aunque hay quienes recomiendan diluirlo en agua o incluso mezclarlo con champú para acabar con las pulgas y garrapatas, debido a la repulsión que su olor produce a los perros incluso en pequeñas cantidades, nuestra recomendación es evitar usarlo incluso en esos casos.

Perfumes

Aunque ponerte unas gotas de perfume antes de salir de casa sea como un ritual para ti y aunque su olor pueda resultarte especialmente delicioso, a los perros este olor no les hace ninguna gracia. Una de las razones es por la gran cantidad de ingredientes químicos que contiene, que a menudo puede irritarles las vías respiratorias y otra de las razones que a menudo ignoramos, es que nuestro perro nos reconoce a través de nuestro olor corporal y el perfume lo que hace precisamente es enmascararlo.

Alcohol

El alcohol es otro de esos olores que los perros odian. Un olor que podrá molestarlos más o menos en función de los grados que contenga el alcohol y no solo nos referimos al olor de las bebidas alcohólicas, sino también al alcohol antiséptico. Esta es una de las principales razones por las que su uso está totalmente desaconsejado para aplicarlo en los perros en caso de heridas.

Productos de limpieza

Los productos de limpieza con olores perfumados, intensos, el amoniaco y especialmente la lejía son con diferencia los olores más odiados por los canes. Y es que, no solo resultan especialmente desagradables para ellos, sino que también resultan altamente nocivos para ellos, llegando a poder producir irritación en las vías respiratorias y en el esófago si los inhalan de forma directa. Por todo ello, lo más recomendable es que aproveches a hacer limpieza cuando tu perro se encuentre fuera de casa.

Guindilla, chile y ají

Este tipo de alimento resulta especialmente picante por una serie de compuestos químicos naturales conocidos como capsaicinoides. Una composición que también produce un olor especialmente desagradable para los perros. Inhalar directamente este olor puede llegar a producir picor en la nariz, estornudos constantes e incluso irritación en las vías respiratorias.

Pimienta

Algo parecido es lo que les ocurre a los perros con el olor a pimienta. Inhalarla directamente puede producirles irritación e incluso dolor.

Bolas de naftalina

Los compuestos químicos que forman la naftalina son los culpables de que esta sea uno de esos productos especialmente tóxicos y peligrosos para tu can. Y es que no solo produce un olor desagradable para ellos, sino que también puede llegar a provocar graves daños en el organismo y en el sistema nervioso central de cualquier perro, llegando a poner en riesgo su vida. Por lo tanto es uno de esos productos que debemos evitar siempre en casa.

Esmaltes de uñas y quitaesmaltes

Tanto el esmalte de uñas como los quitaesmaltes son otros de los productos y olores más odiados por los perros, debido sobre todo a la gran cantidad de compuestos químicos que contienen y a la presencia de alcohol en ellos. En cuanto a los quitaesmaltes, la acetona es uno de los olores más molestos para ellos, así que procura utilizar quitaesmaltes sin acetona o aplicar este tipo de cosméticos lejos de ellos.

Tabaco

El olor a tabaco es otro de esos olores que más detestan los perros y no solo el olor. El propio tabaco y el hecho de que ellos puedan ser fumadores pasivos, puede afectar a la salud de nuestro peludo, llegando a producirle daño celular, aumento de peso o incluso cáncer.