Kwai, la app china que quiere competir con TikTok, pero sin celebrities

Presente en América Latina desde hace un tiempo, busca expandirse en la región. Se quiere alejar de los bailes y el lipsync. Su estrategia: el fútbol y la monetización

Kwai es una app china que quiere competir con TikTok en América Latina, y distinguirse con perfil propio. La aplicación de videos cortos pertenece a Kuaishou Technology con sede en Beijing. Hace dos años llegó a Brasil, donde es la más descargada en Google Play y hoy apuesta a su crecimiento en la región. Desembarcó hace tres meses en Argentina y fue sponsor de la Copa América.

Pero, ¿por qué querríamos descargar una app que es muy similar a TikTok? “Nuestra compañía empezó hace 3 años. Fuimos concebidos con un concepto diferente. Nuestros fundadores querían pensar en una aplicación que fuera para las masas, para la mayoría, no para celebridades únicamente. Por eso, nuestra app en China es más fuerte en zonas rurales. El video corto para nosotros es mucho más que un baile, una coreografía o el lipsync que se hace en TikTok”, señala a Infobae Kai Shao, líder de Kwai y Kuaishou en Latinoamérica, quien ha estado también a cargo de la llegada de la app Didi a la región.

Desde el Distrito de Chaoyang, Beijing (Pekín), Shao señala que las personas que usan la app son “usuarios más maduros”, mayores de 30 años. “TikTok está muy orientado hacia las mujeres, es muy evidente, todos lo podemos ver. Nosotros tenemos una proporción 1 a 1, un hombre por una mujer. Es igual la participación”, agrega. Menciona a su competencia varias veces, sin que sea necesario preguntarle acerca de ella.

Esta nueva app china que llega a América Latina, registra 60 millones de usuarios en la región (la mayoría en encuentra en Brasil). Gracias a una histórica oferta inicial en la Bolsa de Hong Kong, recaudó USD 5.400 millones, y así realizó su flamante llegada a tierra latinoamericana.

A 3 meses de su llegada a la Argentina, la app quiere atraer nuevas personas usuarias del servici, de diferentes formas: a través de mecanismos convencionales de publicidad (Google Ads, por ejemplo); a través del crecimiento orgánico (el boca en boca), y a través de un sistema de referidos. Si bien TikTok tiene un sistema de propinas y está orientando cada vez más hacia la monetización de los contenidos, Kwai tiene un modelo “directo al bolsillo”.

Solo por ingresar a la app, una persona recibe USD 5 de pago, y luego, puede recibir más dinero por sumar gente al servicio, por ejemplo. “Nosotros pagamos a nuestros usuarios una recompensa, por ejemplo USD 5 por traer un nuevo usuario referido, sin necesidad de que ese usuario nos esté pagando alguna membresía o algún tipo de dinero a nosotros. Recompensamos a nuestros usuarios por hacer la publicidad de nuestra plataforma”, dice Kai.

Señala que, respecto de la monetización, la app está en una etapa muy temprana todavía. “Queremos que crezca nuestra base de usuarios en toda la región”, dice. Asimismo, entienden las reglas del juego, y permitirán que diferentes marcas hagan su “publicidad tradicional” a través de Kwai. Son los planes a corto plazo. En China, la app es la cuarta plataforma más grande de ecommerce.

Cómo no seguir los pasos de Didi en China

A principios de julio de este año, la app Didi fue retirada de las tiendas de apps, por pedido del gobierno chino. Semanas atrás, la app lo confirmaba en un comunicado.El organismo regulador Cyberspace Administration of China (CAC) fue el responsable de tomar la decisión de la retirada.

Según CAC, la app china habría recopilado ilegalmente datos personales de los usuarios. Para continuar operando, el servicio, que es una especie de Uber, muy popular en China, debe hacer cambios para cumplir con la normativa de protección de datos. ¿Qué pasa con Kwai?

Shao dice conocer bien el tema ya que que ha trabajado para Didi también. Sin embargo, asegura: “Con el gobierno chino tenemos una muy buena relación, nosotros cumplimos con todos los reglamentos, con todas las regulaciones, jugamos un rol muy neutro, y pretendemos cumplir eso en todos los países. Es decir, cumplir con todos los requisitos de todos los países”.

Fuente: Infobae