Vivía en la calle, fundó una empresa y se hizo millonario a los 22 años

Harry Sanders (22) es un joven australiano que pasó de ser un indigente a un millonario en poco tiempo. Su historia de vida es fuente de inspiración de muchas personas que desean poder cumplir su sueños de fundar su propia empresa. Además, el emprendedor compartió algunos consejos que los llevaron al éxito.

Harry Sanders creció en una familia pobre de Melbourne, al suroeste de Australia. Vivió más de un año sumido en la tristeza. Cuando tenía 17 años dormía por las noches debajo de un puentes y durante el día recorría las calles de Melbourne pidiendo las sobras que quedaban en los negocios gastronómicos para poder alimentarse.

El joven además llegó a compartir habitación con adictos a la cocaína en albergues para personas en situación de calle en la ciudad australiana. Todo parecía desmoronarse a su alrededor, pero según explicó nunca se rindió.

“La primera noche de estar sin hogar fue la peor. No tenía idea de dónde ir o qué hacer. Pasé mis primeras noches debajo de un puente, inseguro de qué hacer y sinceramente me sentía terrible pidiendo ayuda a alguien”, detalló Sanders al medio australiano 7 News.

De chico siempre se había interesado por el mundo SEO y así fue como logró desarrollar su primer emprendimiento con escasos doce años. Su agencia se dedicaba al posicionamiento en buscadores de internet.

Sin embargo, ese primer negocio no prosperó. Incluso los pocos ahorros que tenía los invirtió todo para que crezca su agencia `pero llegó un momento en donde ya no tenía más plata y entonces decidió postergar ese objetivo.


“Aunque hubo muchos momentos negativos, creo que la experiencia de estar sin hogar me enseñó mucha capacidad de recuperación y me maduró mucho”, destacó.

Seguir su objetivos

A partir de los 18 años su vida cambió. A pesar de no haber logrado en el primer intento que su emprendimiento progrese, el joven siguió adquiriendo conocimiento sobre tecnología.

Sanders explicó que en esos momentos de necesidad en donde debió arreglársela con lo poco que aún le quedaba y nunca perdió el interés respecto a todo lo relacionada al SEO. Era como si fuera una parte de él.

Fue entonces como desde teléfonos públicos de diversos refugios en donde estuvo llamaba insistentemente a antiguos colegas y clientes para ofrecerles sus servicios y fue así como consiguió un empleo estable que le devolvió la alegría de seguir persiguiendo sus objetivos.

Relanzó su emprendimiento

Después de ese primer empleo pudo mudarse a una casa tras vivir un año en la calle y poco a poco siguió obteniendo más trabajo. Así fue como pudo tener sus propios ahorros para poder relanzar su compañía.

En 2017, relanzó su compañía Studiohawk y ahora está valorada en 1.5 millones de dólares y sigue expandiéndose por varios países, e inclusive con su éxito pudo abrirse una oficina en Londres, Gran Bretaña.

Consejos que lo llevaron al éxito

En una entrevista compartió cuáles eran algunos de los secretos para triunfar en cualquier objetivo que alguien se proponga.

Sanders lo primero que destacó es mantener una vida en donde no sea importante las cosas extravagantes como la ropa por ejemplo. El joven considera que aquello no tiene nada que ver con el éxito. Además afirmó que buen descanso de al menos ocho horas por noche y no les crea a las personas que consideran.


“Lea libros y revistas que lo inspiren y se relacionen con su campo. Obtendrás una nueva perspectiva, lleve un control de sus gastos y recortes aquello innecesario. Ahorre para el futuro Su propósito es su cheque de pago. Si usted solo está abriendo un negocio para ganar buen dinero, nunca encontrará el éxito”, concluyó.

Por último, su emprendimiento Studiohawk que fundó hace pocos años, fue oficialmente nombrado ganador de los premios de negocios australianos para la innovación de la categoría marketing 2019. /Crónica