La situación de Paulo Londra

El artista cordobés argentino, Paulo Londra, expresó el pasado martes que aún no hubo fallo en el juicio contra la productora Big Ligas.

El juicio, que transcurre en tribunales estadounidenses, cuestiona un contrato que Londra firmó en 2017 con Ovy On The Drums y Kristo en el que le entregaba a Big Ligas los derechos de autor de cualquier obra que incluyera su voz hasta diciembre de 2020. Luego, al firmar con el sello multinacional Warner, el acuerdo se extendió hasta 2025, por lo que todo lo que produzca el cantante hasta ese entonces tiene que ser dividido con Big Ligas y Warner.

Hasta entonces, Paulo Londra no podría sacar nuevos hits.

Londra es uno de los argentinos más escuchados en las tiendas digitales, lleva dos años sin subir ninguna canción nueva debido a un conflicto contractual con el productor Ovy On The Drums (Daniel Oviedo) y la productora Big Ligas, cuya cabeza visible es Kristo (Cristian Salazar).

En su cuenta de Instagram, el cantante publicó un posteo en el que señaló que “el juicio está en manos de los abogados y no hay aún ningún resultado” y agregó: “Yo les avisaré cuando va a salir mi música”. Luego le pidió a los fans que “solo tengan cuidado, que personas que difunden noticias falsas para generar rumores y falsas expectativas que si no se cumplen, hacen mucho daño”.

La incómoda y tensa relación entre Londra y sus exproductores comenzó hace algunos años, luego de que el cantante publicará el single “Condenado para el millón”. Según el relato de Londra, “al ver todo lo que estaba generando a apenas unas horas de haber sido publicada, Kristo sugirió hacer un material en el que se muestren como un equipo fuerte. Vino con unas fotocopias, una lapicera cara y un filmaker, y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes y entonces nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban”.

En la continuidad del relato, el joven trapero señaló: “Luego de hacer el video me dijeron que mire las hojas y que mañana íbamos a tener una charla con los abogados. Yo estaba en Colombia donde me quedé varios meses grabando canciones. Inclusive uno de los abogados me envió una carta de intimidación que decía que me podía perjudicar por todo lo que haga perder a la empresa y que debería firmarlo, sino podía tener grandes consecuencias económicas”.

Londra dejó en claro que muchas de sus canciones fueron apropiadas por Ovy y Kristo, quedándose con parte de la autoría cuando era él quien las ideaba y escribía.

Mientras esperamos que el artista pueda retomar su vida musical, les compartimos algunas curiosidades sobre él: