Un chico de 17 años logró comprar un departamento sin pagar ni un peso durante la pandemia

Poder comprar un departamento, una casa, o algún otro bien, sin duda es algo que cuesta mucho sacrificio y posiblemente hasta años de ahorro. Sin embargo un joven ruso de 17 años se le ocurrió un plan, para saltarse un paso importante al momento de adquirir algo: desembolsar dinero.

De acuerdo a lo que informó el medio de Rusia MK, el chico de 17 años quiso comprar un departamento cuyo valor ascendía a los 242 mil dólares en un edificio nuevo en el noroeste de Moscú, de dicho país, pero por su edad, el gerente de la inmobiliaria le pidió al comprador el consentimiento de sus padres o tutor para adquirir la propiedad.

Como respuesta, la empresa inmobiliaria recibió a través de un correo electrónico la supuesta aprobación de las autoridades de tutela para actuar sin tener que informarle a sus papás. Sin embargo, con el correr de la investigación se supo que eran falsos.

Según relató un empleado de la inmobiliaria, el día 24 de marzo, se compró el departamento ubicado en un nuevo edificio en una zona céntrica de Moscú, de manera online y tras obtener los papeles con respecto a la tutela, le enviaron al “cliente” el acuerdo de compraventa para que lo revisara.

El chico lo firmó, lo devolvió a la empresa y la compañía recibió una presunta orden de pago desde un banco de San Petersburgo. Por supuesto, este pago resultó ser falso. Entonces se envió un cartero a la dirección del cliente para confirmar la firma electrónica, que luego se activó. El trato se selló con firmas electrónicas y se registró.

Y allí la propiedad pasó a ser del muchacho, Sin embargo, la empresa denunció que nunca llegó el dinero de la transferencia bancaria. Como respuesta, el adolescente contestó que había cancelado el pago y que volvería a transferir la suma estipulada. Luego se quejó de que no podía entrar a la casa, y los empleados de la inmobiliaria le dijeron que hasta que no se acreditara el pago no podía tomar posesión de la propiedad.

Sin embargo, el chico se las arregló para entrar al departamento, cambiarle la cerradura de la puerta, y no solo eso, sino que también se cambió el apellido y puso en venta la propiedad. Al enterarse de esto la inmobiliaria lo denunció por estafa y ahora tiene una causa judicial.