¿Puede cambiar el ciclo menstrual después de la vacuna contra el coronavirus?

A medida que avanza la vacunación en todo el mundo, algunas personas señalaron un efecto secundario potencial que alimenta los debates existentes sobre la brecha de datos de género en la investigación médica: cambios en el ciclo menstrual.

Hay informes anecdóticos de cambios en los ciclos menstruales después de haber recibido una vacuna contra el COVID-19. Sin embargo, actualmente escasean los datos específicos sobre la frecuencia de este fenómeno.

La información que obtuvo The Times indica que en el Reino Unido, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Salud recibió casi 4,000 informes de cambios en los períodos de las personas después de una vacuna contra el COVID-19 para el 17 de mayo de 2021.

De ellos, 2.734 casos ocurrieron después de haber recibido la vacuna de Oxford-AstraZeneca, 1.158 se dieron luego de haberse inoculado con la de Pfizer-BioNTech, y 66 al haberse vacunado con la de Moderna.

¿Cómo podría cambiar el ciclo menstrual de una persona después de una vacuna? ¿Son estos efectos secundarios realmente relacionados con el COVID-19 o se deben al estrés y otros alteraciones en la vida que podrían coincidir con la vacuna?

“De la misma manera en que yo puedo comunicar que siento cefalea o dolor en el brazo tras la vacuna, puedo informar sobre un sangrado irregular y abundante. Es sintomatología que yo expreso como efecto secundario. Si eso lo provoca la vacuna o es casual habrá que estudiarlo, pero si te ignoran no va a ser punto de partida de nada”, contó la obstétrica Laura Cámara, del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de España.

A partir de su propia experiencia, Cámara decidió hacer un cuestionario que se movió por medio de redes sociales y por contactos. Unas 5.000 personas contestaron y sigue abierto. Alrededor de la mitad de las personas que registraron su experiencia dijeron haber notado una alteración de su menstruación o amenorrea, entre otros.

Se entiende que estos problemas en la menstruación son subjetivos, pero también lo es el malestar general y hay que tenerlo en cuenta como efecto. “El ciclo menstrual es un ciclo vital. Si no hacemos caso, estamos ignorando a la mitad de la población. No hay que dejar de hacerle caso porque para nosotras es importante. Merecía la pena que por lo menos se escuchara”, remarca.

Los resultados de la encuesta revelaron que un 51,2% de las mujeres ”notó algo raro en su ciclo menstrual, flujo o sangrado tras haber recibido la vacuna”, señala Cámara. Y eso es más de la mitad de las mujeres. Otros datos también quedaron registrados:

    *Un 25,9% tuvo sangrado fuera de la menstruación.
    *Un 21% reconoció una regla más abundante tras la vacuna.

También hubo casos de amenorrea (ausencia de regla) y menstruación más dolorosa. De acuerdo con Victoria Male, inmunóloga reproductiva del Imperial College de Londres, algunas mujeres que ya habían pasado la menopausia e incluso hombres trans que toman hormonas notificaron algunas hemorragias.
La explicación

La vacunación afecta directamente a las células inmunitarias, lo que podría provocar que el revestimiento del útero se desprenda prematuramente y causar, de este modo, manchas o períodos más abundantes.

Aún así, la doctora Male señala que no existe ningún vínculo entre la vacuna contra el COVID-19 y los abortos espontáneos y que cualquier efecto secundario de la vacuna es temporal. Sí existe evidencia de que las vacunas contra la gripe y el virus del papiloma humano (VPH), mucho más estudiadas que las del coronavirus, afectan al ciclo menstrual temporalmente. “Estas vacunas no afectan en ningún caso a la fertilidad”, deja en claro la doctora Male. /TN