Por qué los pelirrojos pueden tolerar mejor el dolor

Los pelirrojos pueden tolerar más el dolor a causa de una característica física que detectaron los expertos y que puede ayudar para tratamientos médicos.

Por qué los pelirrojos pueden tolerar mejor el dolorLos pelirrojos tiene características únicas

Menos del 1% de la población son pelirrojos, por eso algunos expertos se han dedicado a estudiar las características que genera este color de pelo tan escaso alrededor del mundo y descubrieron que muestran una sensibilidad alterada a ciertos tipos de dolor.

Un grupo de investigadores del Hospital General de Massachusetts, reveló que los pelirrojos tienen una mayor tolerancia al dolor, ya que tienen mecanismos que afectan la percepción del dolor.La investigación, evidenció que las personas pelirrojas tienen células de pigmento de la piel, conocidas como melanocitos, las cuales contienen una forma variante del receptor de melanocortina 1.Por qué los pelirrojos pueden tolerar mejor el dolorLos pelirrojos toleran más el dolor

Para estudiar la tolerancia al dolor de los pelirrojos, los expertos observaron a un grupo de ratones pelirrojos que tienen una variante que carece de función del receptor de melanocortina 1 y encontraron que estos también tienen umbrales de dolor más altos.

La pérdida de la función de este receptor en los ratones provocó que los melanocitos de los animales secretaran niveles más bajos de una molécula llamada POMC (proopiomelanocortina) que sensibiliza al dolor.

Lo que ocurre es que los pelirrojos tienen niveles más bajos de hormonas relacionadas con los melanocitos, lo cual se traduce en más señales de opioides, lo que eleva el umbral del dolor a diferencia de las demás personas.Por qué los pelirrojos pueden tolerar mejor el dolorLos pelirrojos ayudarían para el tratamiento contra el dolor

“La comprensión de este mecanismo proporciona la validación de esta evidencia anterior y un reconocimiento valioso para el personal médico cuando atiende a pacientes cuya sensibilidad al dolor puede variar”, resaltó el líder del estudio, el investigador David E. Fisher.Además, el científico resaltó que estos hallazgos pueden generar nuevas maneras de manipular los procesos del cuerpo ante la percepción del dolor, lo cual ayudaría con el tratamiento médico de muchos pacientes.

La escacez de pelirrojos en el mundo entero ha generado mitos urbanos que indican que son de mala suerte y que hay que tocarse un botón si se cruza con uno de ellos por la calle. Sin embargo, nada de esto es verdad y su color solo puede despertar fascinación por sus tonos dorados y colorados.