Cómo es el método japonés que te puede ayudar a ahorrar hasta un 35% de tu sueldo

El paso a paso para utilizar la reconocida herramienta que ayuda a gastar de forma inteligente y a ahorrar eficazmente

Cómo es el método japonés que te puede ayudar a ahorrar hasta un 35% de tu sueldoCómo ahorrar tu sueldo

Teniendo en cuenta la situación actual, la opción de ahorrar se vuelve un factor cada vez más importante e inteligente en la vida de las personas. A la hora de recibir el sueldo, surge una incógnita: ¿cuál es la manera más eficaz de ahorrarlo?

A pesar de existir diversas técnicas y método, el ahorrar sigue siendo una tarea difícil. Muchas veces se gasta innecesariamente o cuesta identificar qué vale la pena pagar y qué no.Entre las diferentes tácticas, figura un reconocido y antiguo método japonés famoso por sus buenos resultados. Dicho procedimiento te puede ayudar a ahorrar hasta un 35% de tu sueldo: el kakebo.

El kakebo (pronunciado “kakiboh”) surge en el año 1904, según afirma Fumiko Chiba, autora de “Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero” y es utilizada por los japoneses para referirse a libro de cuentas del hogar.Cómo es el método japonés que te puede ayudar a ahorrar hasta un 35% de tu sueldoKakebo es un método fácil y eficaz

El método kakebo

Al principio puede resultar difícil, pero con práctica y paciencia puede convertirse en un eficaz habito.El método consiste en escribir en una lista todos los gastos diarios o semanales, y dividirlos en categorías, como ingresos, gastos esenciales, gastos ocasionales, ocio, etc. También, se recomienda utilizar colores variados que ayuden a facilitar la división y a hacerlo más atractivo.Cuando llegue fin de mes, se realiza el cálculo lógico. Se suman todos los ingresos y se les resta los gastos realizados.A la hora de analizar el balance del mes, el método kakebo enfatiza sobre una cuestión fundamental en los gastos: qué es prescindible y qué no. Para ello, recomienda hacerse cuatro preguntas claves:

1. ¿Cuánto dinero has conseguido ahorrar?

2. ¿Cuánto dinero te hubiese gustado ahorrar?

3. ¿Cuánto dinero estás gastando en realidad?

4. ¿Qué cambiarías el mes que viene para mejorar?

Respondiendo dichas preguntas, se puede hacer un análisis detallado de qué está provocando que no lleguemos a fin de mes y cómo solucionarlo.