¿Por qué hoy es el Día Internacional del Beso Robado?

Cada 6 de julio los amantes de las demostraciones de amor sorpresivas, pero con consentimiento, tienen su fecha.

El Día Internacional del Beso Robado se celebra cada 6 de julio. Cuenta la historia que esta celebración se originó en Gran Bretaña en el siglo XIX y a partir de 2006 se estableció a nivel mundial.

Por qué es el Día Internacional del Beso Robado

A diferencia del Día Internacional del Beso, que se festeja cada 13 de abril, el 6 de julio se busca resaltar los beneficios del beso. En los países de habla inglesa se conoce como “Kissing Day”, mientras que en los de habla española como “Día del Beso Robado”.

El beso robado debe ser siempre un acto de sorpresa pero en el contexto de consentimiento y mutuo acuerdo con la otra persona sin provocar una situación de acoso o abuso.

¿Cuáles son los beneficios del beso?

  • Libera adrenalina y noradrenalina en el torrente sanguíneo, lo que provoca una serie de cambios físicos en la acción cardiovascular, aumenta el ritmo del corazón y el bombeo de la sangre.
  • Libera endorfina, lo que contribuye a nivelar los niveles de estrés y da una sensación de bienestar.
  • Aumenta la autoestima
  • Tonifica los músculos faciales
  • Mejora la salud bucal
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre
  • Mejora las funciones metabólicas
  • Quema calorías

¿Cuáles son los riesgos de besarse?

La boca tiene más de 700 especies de bacterias y organismos alojados en la saliva y superficies bucales, lo que puede ocasionar algunos problemas para la salud, si de enfermedades se trata.

  • Gripe: se transmite por la saliva o por las secreciones respiratorias.
  • Herpes simple: se transmite principalmente por contacto de boca a boca. Causa infecciones en la boca o a su alrededor.
  • Amigdalitis: fiebre elevada con inflamación, dolor de garganta y faringe.
  • Infección por hongos: se presentan lesiones en la boca, lengua y encías. Su aparición se identifica como pequeñas bolitas blancas.
  • Mononucleosis infecciosa: conocida como “la enfermedad del beso”. Provoca fiebre, inflamación de los ganglios y fatiga.

El beso robado más famoso de la historia

Fue el beso de un marinero norteamericano a una enfermera en Times Square. La foto fue tomada por Alfred Eisenstaedt el 14 de agosto de 1945, momento en que se anunció la victoria de Estados Unidos frente a Japón en la Segunda Guerra Mundial.