Zoom y una mejora que facilitará la comunicación entre personas que hablan distintos idiomas

Los responsables de Zoom, la aplicación que se convirtió en un sinónimo de las videollamadas, confirmó su plan para incluir traducciones en tiempo real. La movida prospera luego de la concreción de la compra de la startup Kites, un especialista en softwares de transcripción.

Kites (que es la abreviatura de “Karlsruhe Information Technology Solutions”), una referencia a los orígenes de una compañía que nació en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe, una institución ubicada al suroeste de Alemania. La tecnología que desarrollan inicialmente se empleó para ofrecer soluciones de traducción en las aulas, en especial para estudiantes que necesitan ayudar para comprender el inglés o el alemán.

Esta movida ayudará a que la herramienta facilite la comunicación entre personas que hablan diferentes idiomas. Desde Zoom señalaron que agregarán estas funciones en la aplicación. Tal como notan en Engadget, la app ya tiene transcripciones en tiempo real aunque está limitado al inglés. Además, los propios desarrolladores de la herramienta explican que puede no ser 100% precisa.

Zoom confirmó una movida para “facilitar la comunicación con personas que hablan diferentes idiomas”.

Al tiempo que Zoom avanza en nuevas características, el mismísimo CEO de la firma que gestiona la aplicación reconoció en una conferencia que está agotado por la cantidad de videoconferencias que tiene cada día. “Estoy cansado de eso”, dijo entre risas Eric Yuan cuando en una cumbre virtual con directores ejecutivos fue consultado al respecto. El hombre de 51 años contó que un día tuvo 19 reuniones seguidas.

Para relativizar el comentario, Yuan reveló una posible “cura” para este mal. “Ya no tengo reuniones consecutivas y ahora me siento más cómodo”, señaló el empresario que gracias al crecimiento de su compañía se coló en la lista de las personas más ricas del mundo.

La pandemia de Covid-19 y las consecuentes medidas de distanciamiento social confluyeron en un exponencial crecimiento de las videollamadas y la irrupción de uno de esos productos que, por su popularidad, se convierte en sinónimo de la función, Zoom. En ese marco Yuan no es el único que sufre por el gran número de reuniones virtuales. En rigor, especialistas hablaron de la “fatiga de Zoom”.