Crean un método polémico para adelgazar: cierran los dientes con un “candado”

Se trata de un aparato intraoral denominado “DentalSlim Diet Control”, que se coloca en los primeros dientes molares superiores e inferiores.

Consta de bandas metálicas de acero inoxidable, imanes, cemento de ortodoncia a base de ionómero de vidrio y pernos. El dispositivo permite al usuario abrir la boca solo unos 2 milímetros, restringiéndolo a una dieta líquida, pero permitiéndole hablar y respirar libremente, y se puede quitar en caso de emergencia, informa RT.

Consta de bandas metálicas de acero inoxidable, imanes, cemento de ortodoncia a base de ionómero de vidrio y pernos. El dispositivo permite al usuario abrir la boca solo unos 2 milímetros (Universidad de Otago).

Consta de bandas metálicas de acero inoxidable, imanes, cemento de ortodoncia a base de ionómero de vidrio y pernos. El dispositivo permite al usuario abrir la boca solo unos 2 milímetros (Universidad de Otago).

n los ensayos detallados en el Revista Dental Británica, participaron siete voluntarios con obesidad residentes en la ciudad neozelandesa de Dunedin quienes perdieron un promedio de 6,360 kilos en dos semanas y “estaban motivados para continuar con su viaje de pérdida de peso”, afirman los expertos.

El investigador principal, el profesor Paul Brunton de la Universidad de Otago, cree que el dispositivo será una herramienta eficaz, segura y asequible para las personas que luchan contra la obesidad.

El candado de los dientes

“La principal barrera para las personas para una pérdida de peso exitosa es el cumplimiento y esto les ayuda a establecer nuevos hábitos, permitiéndoles cumplir con una dieta baja en calorías durante un período de tiempo. Realmente pone en marcha el proceso”, dijo el profesor Brunton.

Brunton destacó que el uso del aparato no ha presentado consecuencias adversas. “Es una alternativa no invasiva, reversible, económica y atractiva a los procedimientos quirúrgicos”, apuntó.

El dispositivo permite al usuario abrir la boca sólo 2 milímetros, restringiéndolo a una dieta líquida, pero permitiéndole hablar y respirar libremente (Universidad de Otago).

El dispositivo permite al usuario abrir la boca sólo 2 milímetros, restringiéndolo a una dieta líquida, pero permitiéndole hablar y respirar libremente (Universidad de Otago).

Sus desarrolladores sugieren usarlo durante dos o tres semanas, luego hacer una pausa con una dieta menos restringida y después volver a colocárselo.

Además, recomiendan el DentalSlim Diet Control para aquellos que tienen que perder peso antes de una cirugía, así como para pacientes con diabetes en quienes la pérdida de peso puede provocar una remisión.

Durante el ensayo, los participantes indicaron que en ocasiones se sentían incómodos y les parecía que la vida en general era menos satisfactoria, pero que estaban contentos con el resultado y motivados para perder más peso con ese aparato.

La práctica de cerrar quirúrgicamente las mandíbulas de las personas se hizo popular en la década de 1980, pero conllevaba riesgos, a saber, vómitos y riesgo de asfixia, así como enfermedad de las encías después de un uso prolongado.

El profesor Paul Brunton, vicerrector de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago, con el dispositivo para adelgazar.

El profesor Paul Brunton, vicerrector de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago, con el dispositivo para adelgazar.

En algunos casos, hubo problemas continuos con la restricción del movimiento de la mandíbula y algunas enfermedades psiquiátricas agudas desarrolladas.

Un nuevo análisis (basado en el estudio de los participantes durante tres años, publicado en la revista Diabetic Medicine) encontró que a pesar de que se les pidió que se apegaran a sopas y batidos prácticamente idénticos, había una marcada diferencia entre los sexos.

Después de un año de dieta, los hombres habían perdido, en promedio, el 11% de su peso corporal. Las mujeres, en comparación, perdieron el 8,4%.