Qué le pasa al cuerpo si tomás cerveza todos los días de tu vida

La cerveza es una de las bebidas más populares alrededor del mundo. De acuerdo con datos de la agencia Wavemaker de 2019, España y Eslovaquia son los máximos consumidores de cerveza en el mundo. A pesar de ser muy rica y refrescante, su consumo en exceso puede ser muy riesgoso para la salud.

¿Alguna vez te pregunta qué pasaría si tomas cerveza todos los días?. Si bien la cerveza puede tener efectos positivos en tu cuerpo, si se exceden las dosis recomendadas, podría generar daños irreversibles en tu salud. Aquí una lista de las las consecuencias que podría llevar beber cerveza a diario.

Mayor riesgo de muerte

El beber cerveza todos los días genera dependencia al alcohol. Por lo que, los bebedores  compulsivos tienen un riesgo de muerte prematura mucho más elevado que los que beben de forma moderada o no consumen alcohol.

Más propenso a tener depresión

Las personas que consumen alcohol a diario y en cantidades altas tienen un riesgo significativamente mayor de depresión en comparación con los bebedores moderados y los no bebedores.

Puede derivar en enfermedades hepáticas, obesidad y cáncer

Consumir más de 30 gramos de alcohol al día incrementa el riesgo de enfermedades hepáticas como la cirrosis. También aumenta el peligro de obesidad: una cerveza tiene en torno a 150 calorías. Además, la investigación vincula cualquier ingesta de alcohol con mayor riesgo de cáncer, incluidos los de garganta y boca.

Aumento de peso

Las calorías vacías de la cerveza engordan. También, al igual que las gaseosas, es una bebida que sacea y podría evitar que consumas otros nutrientes necesarios, que consumas poca fibra o exceso de carbohidratos: una cerveza promedio puede tener entre 6 y 35 gramos de hidratos de carbono por porción.

(Fuente: Radio Mitre)