Era asintomática, provocó una epidemia y pasó sus últimos 23 años en cuarentena

A comienos de 1900, Mary Mallon fue la responsable de que la ciencia supiera que una persona asintomática puede generar una gran epidemia.

Era asintomática, provocó una epidemia y pasó sus últimos 23 años en cuarentenaEra asintomática y ni los médicos sabían que podía existir su condición en ese momento

La ciencia moderna descubrió a principios de 1900 que podía existir una persona asintomática y provocar una epidemia gracias a la historia de una mujer oriunda de Reino Unido que nació en 1869 y resultó ser una gran propagadora sin síntomas de un potente virus.

Mary Mallon viajó a Nueva York, Estados Unidos, en busca de una mejor calidad de vida y terminó infectando a decenas de personas con fiebre tifoidea. Una vez que se detectó que era portadora asintomática del virus, fue aislada durante 23 años en soledad.

Al ser descubierto su cuadro como causante de tantas personas enfermas, llegó a tener el apodo de “Mary Tifoidea” e incluso, llegaron a tildarla como la “mujer más peligrosa” de Estados Unidos en esa época.

Era asintomática, provocó una epidemia y pasó sus últimos 23 años en cuarentena

Mary Mallon era una persona asintomática que provocó una epidemia en Nueva York

En 1910, antes de ser obligada a vivir en cuarentena, los médicos le pidieron a la mujer, por su condición asintomática, que deje de ser cocinera por el contagio masivo de muchas personas.Sin embargo, ella no lo cumplió y utilizó un nombre falso para poder seguir siendo cocinera. Pero luego de varios brotes, fue trasladada a la isla North Brother, en Nueva York, pero en el medio del mar, y terminó pasando 23 años en cuarentena y en soledad.En 1932, Mary Mallon padeció un accidente cerebrovascular que le provocó una parálisis y finalmente, murió seis años después, a la edad de 69 años.

Su historia tuvo tal repercusión histórica en el mundo de la salud que se convirtió en una novela titulada “La balada de María Tifoidea”, del escritor suizo Jürg Federspiel, bajo el sello Vegueta.