El país “más feliz del mundo” busca trabajadores de forma urgente

Finlandia busca hacerle frente al envejecimiento de su población y, por eso, abrió una convocatoria de mano de obra.

El país “más feliz del mundo” necesita trabajadores de forma urgenteEl país “más feliz del mundo” necesita trabajadores de forma urgente

Finlandia es definido como “el país más feliz del mundo”, pero también tiene una población que envejece y una escasez de mano de obra. A pesar de los programas gubernamentales, los inmigrantes y sus familias no siempre son recibidos con los brazos abiertos, pero ahora cambiaron la política.

Este año, las Naciones Unidas (ONU) clasificaron a Finlandia como el país más feliz del mundo por cuarto año consecutivo. Esto está anclado en encuestas internacionales en las que se pregunta a los ciudadanos sobre su percepción de felicidad. Pero esto no es gratuito: también tienen problemas demográficos.

En números, el 39% de su fuerza laboral tiene más de 65 años, es decir que está muy cerca de la edad jubilatoria. La ONU pronostica que la “tasa de dependencia de la vejez” de Finlandia se disparará a más del 47% para 2030. En este contexto, Finlandia tuvo un aumento neto de inmigración durante gran parte de la última década.

Sin embargo, el gobierno advierte que la nación de 5,5 millones de habitantes debe duplicar la inmigración a entre 20.000 y 30.000 al año para mantener los servicios públicos y evitar un inminente déficit de pensiones. Por eso, lanzaron el programa “Talent Boost” hace cuatro años con un objetivo claro: atraer talento internacional.

“La población en edad laboral de Finlandia está disminuyendo y el crecimiento de la población se basa exclusivamente en la inmigración. Sin suficiente inmigración, la oferta de mano de obra y, a largo plazo, el empleo caerá significativamente, lo que afectará la tasa de dependencia económica de Finlandia, la tasa de empleo y la brecha de sostenibilidad”, detallaron desde el gobierno.

En esto hay que hacer una aclaración. A pesar de obtener una puntuación extremadamente alta en las comparaciones internacionales de calidad de vida, libertad e igualdad de género, ausencia de corrupción, delincuencia y contaminación, Finlandia también es conocida por sus altos precios, clima frío, inviernos oscuros y un lenguaje difícil.