Revelan por qué no hay espejos en los baños de los parques de Disney

Los parques de Disney tienen algunos trucos visuales para engañar a sus visitantes. Ahora revelaron el misterio de los espejos.

Revelan por qué no hay espejos en los baños de los parques de DisneyRevelan por qué no hay espejos en los baños de los parques de Disney

El objetivo de los parques de Disney es que te quedes el mayor tiempo posible y que gastes todo el dinero que tengas (sin que te des cuenta). Por eso, elaboraron una serie de trucos visuales -y arquitectónicos- a fin de retener a los visitantes durante todo el día en las atracciones y tiendas de merchandising.

Uno de los secretos más inteligentes de Disney se esconde a plena vista: en los baños del parque, rara vez se verán espejos sobre los lavamanos. Aunque esto puede parecer un inconveniente al principio, en realidad es una forma en que Disney World y Disneyland mantienen el flujo de tráfico peatonal.

De acuerdo con lo informado por el sitio  Apartment Therapy , la falta de espejos de baño en las propiedades de Disney es una elección intencionada por parte de los diseñadores. Como muchas partes de los parques, los baños tienen el potencial de dibujar largas filas. Simplemente porque muchos se quedan arreglándose, maquillándose o peinándose.

Para garantizar que los invitados pasen menos tiempo esperando un puesto y más tiempo disfrutando de las atracciones, los baños están diseñados para una máxima eficiencia. Los espejos tientan a los invitados a revisar su pelo, ropa y maquillaje cuando terminan de lavarse las manos. Aunque estas comprobaciones rápidas pueden tardar solo unos segundos por persona, todo ese tiempo se suma.

Sin los espejos, es más probable que los invitados se laven, se sequen las manos y se vayan, de modo que la siguiente persona pueda entrar y la fila pueda seguir moviéndose. Es posible que los asistentes al parque no se den cuenta de que están siendo manipulados sutilmente, pero notarán los cortos tiempos de espera para usar el baño.

Atención: los baños de Disney todavía tienen al menos un espejo, pero está escondido cerca de la puerta. De esa manera, los visitantes aún pueden mirarse a sí mismos, pero es menos probable que pasen todo el día frente al espejo bloqueando la salida.