Argentina sufrió, pero ganó 1-0 y ya está en cuartos

Con un correcto primer tiempo, con un golazo del Papu Gómez incluido, pero un flojo complemento, el conjunto de Lionel Scaloni se impuso por la mínima y ya está en la próxima etapa.

En el marco de la tercera fecha dela Copa América 2021, la Selección Argentina sufrió ante Paraguay, pero ganó 1-0 para mantener la primera ubicación del Grupo A y aseguró su lugar en los cuartos de final, cuando aún quedan dos jornadas por disputarse.

En medio del misterio que viene planteando el entrenador Lionel Scaloni, esta vez el DT sorprendió con otra inédita alineación: entre tocados y la rotación, hubo cambio de esquema y de nombres, con algunos ingresos curiosos como el del Papu Gómez, que aún no había sumado minutos en el certamen.

Y justamente fue el ex San Lorenzo el que abrió el marcador para hacer debutar su clásico festejo, con baile incluido. Argentina, como contra Uruguay, golpeó de entrada, aprovechando el buen momento, y fabricó un golazo, con un pase profundo y sensacional de Ángel Di María, y una definición top del volante del Sevilla.

Sin brillar como contra la “Celeste”, la Selección fue superior en la primera etapa, en la que no pasó sobresaltos. Con “Fideo” como figura, un buen partido de Gómez y un Lionel Messi enganchado, el conjunto nacional incluso pudo irse al descanso ganando 2-0, pero el juez de línea, a instancias del VAR, anuló una conquista en contra por un offside milimétrico.

Y como le viene ocurriendo al equipo de Scaloni en la Copa América y en la anterior doble fecha de Eliminatorias, se quedó un poco en el inicio del complemento, situación que aprovechó Paraguay para tomar más la pelota, crecer en campo propio y empezar a inquietar el arco del Dibu Martínez.

Con el correr de los minutos, Argentina cedió casi por completo la posesión. Los cambios del DT le aportaron una renovación de aire para el final, pero el equipo siguió en la misma sintonía: aguantando, esperando que pase el reloj e intentando, casi sin éxito, alguna réplica para llevarse la redonda lejos del campo propio.

Foto: @Argentina

Foto: @Argentina

El final fue dramático para el equipo argentino, al que le costó horrores poder mantener la pelota. Sufrió el conjunto nacional, pero también empujó, con la juventud de Nahuel Molina y un Messi que hasta el último minuto corrió, presionó y contagió para terminar aguantando la victoria.

Y fue triunfo, por la mínima y sin lucimientos. Con dudas y sufrimiento, pero clave para mantener la primera posición del Grupo A de la Copa América y abrochar el pase a cuartos, con la posibilidad de poder guardar soldados (en especial a Messi, que acumula cinco partidos consecutivos y completos) de cara a la última jornada, el lunes próximo, ante Bolivia.