La historia del maratón y por qué se utiliza esta palabra para este tipo de carrera.

Hoy hay gran cantidad de gente que sale a correr para estar bien de salud. Y muchísimas personas lo hacen con el objetivo de prepararse para instancias desafiantes como lo es correr una maratón. Pero, ¿Se sabe realmente de dónde viene la palabra maratón? Les contamos acerca de la historia del maratón

que es una maraton

Se suele pensar que la maratón es una distancia de 42 kilómetros, pero no es así exactamente. Para hacer este tipo de carrera se necesita una distancia de 42.195 metros. La pregunta que se podría hacer es: ¿De dónde vienen estos 2.195 metros adicionales?

Historia del maratón

Hay que remontarse muchísimos años en Atenas, donde el mito dice que el nombre Maratón proviene de la leyenda de Filípides, un mensajero griego. Este hombre fue enviado desde Maratón a Atenas para comunicarles la victoria de su ejército frente a los persas en la Batalla de Maratón, en el año 490 antes de Cristo. 

La distancia que hay entre estos dos lugares es de 40 kilómetros y el mensajero debía llegar rápido porque sino, los atenienses iban a quemar la ciudad y matar a los niños por creer que fueron derrotados en la batalla.  Filípides pudo llegar heroicamente y con las pocas fuerzas que le quedaban, exclamó frente a Atenas con el grito de nenikhamen o nike, que significa “hemos vencido”. 

que es una maraton

La razón de la distancia

En honor a esto, el primer maratón olímpico tuvo lugar el 10 de abril de 1896 y el ganador fue Spyridon Louis, un atleta griego que fue desde la llanura de Maratón hasta el estadio olímpico de Atenas. 

La distancia de 42.195 metros tiene que ver con los Juegos Olímpicos de Londres de 1908 en el que la reina estableció esta distancia oficial que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City, en Londres. Los dos mil ciento noventa y cinco metros fueron añadidos para que la salida fuese frente al balcón real del Palacio de Windsor. 

que es una maraton

En 1921, la Asociación Internacional de Federaciones Atléticas estableció de forma definitiva la distancia originaria que hace honor al nombre de maratón. 

Así, cada vez se hizo más popular esta carrera, siendo las más conocidas del mundo la Maratón de Nueva York, Chicago y Boston en Estados Unidos, Berlín en Europa y Tokyo en Asia, convirtiéndose en las que más convocaban a nivel mundial. 

Participación de las mujeres en la maratón

Sin permiso para participar, la primer mujer en correr y terminar una maratón fue la griega Stamatis Rovithi, que corrió en 1896 desde la ciudad de Maratón a Atenas. 

Otra mujer que estuvo en la maratón fue Melpómene, que entrenó sin que se enteraran los demás y entró al estadio Olímpico una hora y media después de que llegara el campeón. 

Una historia inolvidable

Existe una fotografía icónica en blanco y negro que forma parte de la historia del deporte: una joven corre el maratón de Boston de 1967 con el número 261. De repente es atacada por uno de los organizadores que quiere sacarla de la carrera por ser mujer. Otros corredores, su entrenador y su novio defienden a empujones su derecho a seguir corriendo. Y eso es lo que Kathrine Switzer hizo: terminar la carrera, por ella misma y por todas las mujeres que no tuvieron la oportunidad de hacerlo.

“No se trata de correr rápido, sino de acabar la carrera”

En 1971, la Maratón de Nueva York decide finalmente integrar la categoría de mujeres y motiva a otras maratones a que la tomen en cuenta oficialmente. La Asociación Internacional de Federaciones Atléticas establece el primer maratón de mujeres en 1979 en Tokio.