Deco millonaria: un bar tapizado con casi dos millones de dólares en efectivo

El pub McGuire’s Irish es un restaurante popular y un punto de referencia local en Pensacola, Florida, EE.UU., famoso por tener un estimado de dos millones de dólares en efectivo colgando del techo.

La historia de la original decoración se remonta a 1977, cuando Martin McGuire y su esposa, Molly, abrieron el negocio. Él atendía la barra mientras Molly atendía las mesas, y cuando ella ganó su primera propina de USD 1, lo celebró escribiendo la fecha en el billete, y clavándolo en la barra trasera para tener buena suerte.

Poco sabían que este sería el comienzo de una larga tradición que todavía es respetada por los clientes del pub. Al día siguiente, después de que el primer billete fuera colocado en la barra, la gente comenzó a aumentar la colección, y lo han estado haciendo desde entonces.

“Tiene 15.000 pies cuadrados y hay billetes de un dólar en cada parte de ese techo y algunas de las paredes. Lo contamos todos los años y pagamos impuestos sobre el crecimiento en ella. Lo tratamos como un activo, tomamos prestado contra él, y así sucesivamente.”

William «McGuire» Martin en 1999.

En el momento de la entrevista, McGuire estimó que su curiosa decoración consistía en alrededor de USD 175.000, pero según recuentos más recientes, el pub tiene ahora casi dos millones de dólares en billetes autografiados colgando del techo. Eso es literalmente una fortuna al alcance de los extraños, la mayoría de los cuales resisten la tentación de tomar parte de ese dinero para sí mismos. 

Por supuesto, con tanto dinero a la vista, es probable que haya incidentes, y se han informado robos en McGuire’s Irish Pub a lo largo de los años. Una vez, un empleado fue multado y puesto en libertad condicional después de supuestamente retirar un «papel tapiz» verde estimado en USD 5000, y muchos otros han intentado usar los billetes marcados para pagar varias cosas en Pensacola.

Pero debido a que todos los billetes que se colocan en el techo de McGuire están autografiados con un marcador negro, y tienen agujeros para las grapas, es difícil gastarlos en cualquier lugar de la ciudad sin que nadie los note. El pub irlandés es un hito local y la tradición del dinero es muy conocida, por lo que cada vez que alguien presenta un billete marcado prácticamente en cualquier lugar de Pensacola, suena la alarma.