Dejaron el porno por la explotación que sufrían y ahora son influencers millonarias

Uno de los artistas más importantes de la historia lanzó en la década del ‘60 un concepto que se transformó en su marca registrada. “En el futuro todos tendrán 15 minutos de fama”, aseveró Andy Warhol. En el espíritu de esa idea se fundaron las redes sociales, plataformas que sirven no solo para mostrarse sino para expandir cualquier trabajo audiovisual que se haga.

El mundo del porno no es ajeno a esta característica. El universo del consumo del entretenimiento para adultos creció al ritmo de la potencia de Internet y contribuyó a darle exposición a las miles de actrices. La explotación personal y económica que genera esa industria obligó a muchas de ellas a tomar la decisión de dejar de actuar allí. El salto al vacío no fue tal, porque varias de ellas generaron más ganancia fuera de ese negocio.

Es el caso de Sasha GreyMia Khalifa y Lana Rhoades, tres de las máximas figuras que hubo en la pornografía y que todavía están en las búsquedas más importantes de los portales de contenido adulto como Pornhub. Cada una de ellas usó la fama obtenida tras su paso en producciones xxx para su propio beneficio. Generaron una marca en cada una de las redes sociales que tienen y crean contenido, ya sea en InstagramTikTok, como streamers en Twitch, haciendo un podcast o, incluso, escribiendo libros.

Mia Khalifa, la influencer que lucha para que den de baja su material porno

Mia Khalifa hizo unas 10 películas pornográficas. Estuvo en la industria muy pocos meses, entre 2014 y 2015, año en el que abandonó definitivamente ese negocio. Pero como seguía apareciendo en las búsquedas de Pornhub, se vio obligada a visibilizar su caso. Desde hace un tiempo viene batallando contra la productora Bang Bros con la que trabajó para que den de baja de sus plataformas los videos que todavía circulan. La pelea lleva cinco años, pero los últimos cruces que tuvieron tomaron mucha más relevancia mediática.

Nacida en El Líbano el 10 de febrero de 1993, Khalifa emigró con su familia a los Estados Unidos en 2001, luego de que explotara un conflicto armado en Medio Oriente. Con una buena posición económica, creció en el condado de Montgomery, Maryland, fue al colegio Northwest y después se mudó a Texas. Allí estudió en la universidad estatal, donde se graduó con una licenciatura en Historia.

Su llegada a la pornografía está ligada, según sus palabras, a su perfil psicológico. “La baja autoestima no discrimina a nadie, vengas de una gran familia o vengas de un ambiente malo. Peleé toda mi infancia por el tema del peso y nunca me sentí atractiva para la atención de los hombres. De golpe, en mi primer año de la universidad empecé a perder peso por haber hecho pequeños cambios”, remarcó en una entrevista con la BBC, en 2019.

En ese reportaje, recordó la primera vez que alguien la contactó para hacer una película porno. Khalifa comentó que un hombre se acercó y le dijo: “Sos hermosa, ¿querés modelar un poco?”. Era un productor pornográfico al que ella atendió en la hamburguesería donde trabajaba. “Me decía cosas así. Cuando fui al estudio, era un lugar respetable, un lugar magnífico en Miami. Estaba limpio. Todos los que trabajaban allí eran amables. Todos sus cubículos estaban decorados con fotos familiares. Como si no fuera nada dudoso o algo que me hiciera sentir incómoda”, relató. Su primera película la grabó la segunda vez que entró allí.

Mia Khalifa promociona marcas de ropa en su cuenta de Instagram. (Foto: Instagram @miakhalifa)

En varias entrevistas dijo que esa etapa de su vida “fue una época de rebeldía”. No duró mucho. Cuando empezó a darse cuenta de la oscuridad que había en ese mundo, lo dejó. Uno de los puntos más complejos fue cuando hizo una escena en la que llevaba puesto un hiyabel velo que usan las mujeres musulmanas. “Ustedes van a hacer que me maten”, les reprochó a los realizadores de la secuencia. “Solo se rieron. Lo hice porque me sentí intimidada. Tenía miedo. Si decía no, no me iban a forzar pero tenía miedo”, explicó. Al viralizarse la secuencia, miembros del ISIS la amenazaron de muerte.

La visibilización de su pelea con Bang Bros potenció su mensaje en contra de la industria porno. Según contó, fue engañada por el ejecutivo de la compañía Jordan Sibbs, que le hizo creer que las imágenes que le estaban por tomar eran para la revista Vogue. Khalifa precisó que ese material terminó publicado en un dominio web con su nombre, usado por Bang Bros sin su consentimiento para subir material pornográfico que ella había grabado. “Nunca me vieron como un ser humano, con un alma y un futuro. Me traficaron por medio de las manos de ese hombre, sin ningún tipo de supervisión o seguridad. No pagué por esa audición. No fui informada para qué se iba a usar. No tuve el control”, tuiteó, el año pasado.

Mia Khalifa también sube contenido erótico a su OnlyFans. (Foto: Instagram @miakhalifa)

Fuera del negocio, la popularidad de su nombre lejos de la industria se disparó aún más cuando se conoció que iba a trabajar como conductora en el programa de entrevistas Out of Bounds, junto al exbasquetbolista Gilbert Arenas. La relación no terminó del todo bien entre ellos ya que el deportista, según publicó la modelo en redes, tuvo otras intenciones. “Nunca conozcas a tus ídolos”, tuiteó luego de abandonar esa tarea.

Su crecimiento fue exponencial: en Instagram tiene más de 24 millones de seguidores, mientras que en TikTok suma poco más de 23 millones. Esas cifras masivas de usuarios que ven lo que publican le permite vivir de las publicidades de marcas que promociona, uno de sus principales negocios, junto a su reciente apertura de un perfil en OnlyFans, donde sube contenido erótico.

Sasha Grey, una artista multifacética

Si alguien se puede definir como artista es Sasha Grey. Además de modelo, fue actriz porno, escritora, DJ, cocinera, host streamer. De acuerdo al sitio Wealthy Gorilla, que analiza los negocios de los famosos, la expornstar tiene un patrimonio neto de 3 millones de dólares.

Nacida el 14 de marzo de 1988 como Marina Ann Hantzis, debutó en la pornografía en 2006. Su nombre artístico tiene una mezcla tan multifacética como sus intereses: viene de la unión de Sascha Konietzko, integrante del grupo de rock KMFDM, con el de Grey, inspirado en la identidad del protagonista de la novela El Retrato de Dorian Gray.

Sasha Grey es música y fanática de las artes, además de streamer. (Foto: Instagram @sashagrey)

Su inicio en la pornografía, en la que dejó 224 films, tuvo que ver con un interés particular en explorar ese mundo. “Le mandé mail a varias agencias y creo que una sola me contestó. Fue en 2006, casi nadie tenía smartphones. Pero me llamaron”, repasó Grey en el podcast de Bobby Lee y Khalyla Kuhn. Luego, detalló lo que significó su primera escena en un film para adultos, The Fashionistas 2 dirigida por John Stagliano y protagonizada por Rocco Sifredi.

“La primera escena fue una orgía. Tuve todo el día para arrepentirme, pero no lo hice y odié ese momento. Es una secuencia intimidante para que haga alguien que recién empieza, pero una vez que estaba allí, lo hice. Fue lo mejor porque estaba trabajando con el director más respetado de la industria y estaban todos los talentos más importantes”, repasó.

Su capacidad para desarrollar otras tareas fue, en parte, lo que hizo que de a poco vaya dejando de tener interés en la pornografía. “Pensé que iba a estar en la industria mucho tiempo. Para mí era toda la vida. Así lo planifiqué. Al principio, mi llegada tuvo que ver con lo económico, pero después siempre empecé a hacer otras cosas: escribir, por ejemplo”, explicó en una entrevista en el podcast de otra exactriz, Holly Randall.

Sasha Grey dedica su tiempo a hacer streamings en Twitch. (Foto: Instagram @sashagrey)

Cuando Sasha Grey notó que lo que hacía por fuera de los films para adultos le servía para tener más conexión con su público, empezó a verlo con otros ojos. “Desarrollé una relación especial con mis fanáticos a través del mail y de las redes sociales. Ellos me conocieron por el porno pero también por las otras cosas que hacía. En un momento, tuve coraje y dije ‘no sé que va a pasar pero tengo todas estas cosas que pueden funcionar’. Ni siquiera lo anuncié cuando me fui”, sostuvo.

En 2011 dejó definitivamente la producción xxx. A partir de ese momento, su camino tuvo varias etapas. Probó suerte en Hollywood, donde las cosas no anduvieron tan bien como hubiera querido. Trabajó con Steven Soderbergh en el film independiente The Girlfriend Experience, en un par de películas de terror de bajo presupuesto y en la serie Entourage, de HBO.

Un par de años después de haber abandonado la industria, empezó su camino como escritora. En mayo de 2013 publicó su primer libro, que iba a terminar siendo una trilogía: The Juliette Society, una novela erótica que se amplió en 2016 con The Janus Chamber y se cerró en 2018 con The Mismade Girl. En las tres obras se explora la vida de una joven llamada Catherine en su experiencia con clubes de sexo hasta su trabajo en la investigación periodística de un crimen.

Cuando Sasha se presentó en Rusia para tocar música en un boliche. (Foto: Instagram @sashagrey)

Aunque en Instagram no tiene tantos fanáticos, poco menos de 2 millones, Sasha Grey se convirtió en el último año en una de las streamersmás exitosas de Twitch donde ya suma 866.511 seguidores, una cifra bastante alta para esta red social. En su bio, se describe como música, DJ y escritora. “Tal vez me viste actuar”, escribió, como una autorreferencia a su paso por el porno, sin nombrar a la industria. Allí se dedica a hacer streamings de juegos y también de cocina.

Lana Rhoades, la figura de Instagram que se reconvirtió con los podcasts

En 2020, una de las actrices top de las búsquedas en Pornhub fue Lana Rhoades. La joven de 24 años abandonó las producciones para dedicarse a algo absolutamente diferente: hacer un podcast, promocionar marcas en Instagram y volverse millonaria.

segui leyendo>>> https://tn.com.ar/show/hollywood/2021/06/12/dejaron-el-porno-por-la-explotacion-que-sufrian-y-ahora-son-influencers-millonarias-la-historia-de-lana-rhoades-sasha-grey-y-mia-khalifa/

1 Comment

Leave a Comment