Ácido hialurónico: qué es y por qué sirve para casi todo

Ha nacido una nueva estrella: el ácido hialurónico. En rigor, esta sustancia se usa en cosmética desde hace varios años, pero en el último tiempo hubo un boom de productos que contienen este activo en su composición.

Y si antes se veía solo en serums, hoy la oferta llega a cremas, labiales, champúes, bases de maquillaje y mucho más. La razón del auge radica en su eficacia, sus múltiples beneficios y su buena tolerancia.

En dermocosmética se utiliza para contrarrestar los efectos derivados del envejecimiento de la piel. Aporta hidratación, mejora la elasticidad y tonicidad y, al promover la síntesis de colágeno y elastina, actúa como redensificador. Además, como es un componente natural de la piel tiene bajas probabilidades de reacciones alérgicas, explica la doctora Marisa Alejandra Ferreyra.

A la hora de comprar cosméticos, leer las etiquetas también es clave. Por supuesto que el activo desempeña un rol fundamental, pero también importa la concentración en la que se lo utiliza y, en el caso del ácido hialurónico, su peso molecular.

¿A qué se refiere este último dato? Florencia Jinchuk, licenciada en Química con especialización en cosmética y fundadora de The Chemist Look, lo explica de manera didáctica: “El ácido hialurónico (AH) está compuesto por una cadena de disacáridos repetidos, como si fuera un tren con vagones iguales. Esto permite agregar o quitar vagones, y obtener AH de mayor o menor peso molecular. Sus propiedades no cambian, pero sí la profundidad con la que se absorbe a nivel de la piel”.

Acido hialurónico: un aliado para la hidratación de la piel.

Acido hialurónico: un aliado para la hidratación de la piel.

Existen tres pesos o tamaños: alto, que queda en la superficie de la piel y solo actúa como hidratante, medio y bajo. Estos dos últimos pueden llegar a las capas más profundas y sumar otras acciones, como mejorar la turgencia, la elasticidad y actuar sobre las líneas finas. La regla es clara: a menor peso, mayor poder de penetración.

Así que en este boom, el AH se volvió lo más pequeño posible, la mayoría de las cremas y serums combinan moléculas de tamaño medio y bajo, o bien utilizan solo bajo.

La concentración habitual es de 1% o menos. “Es uno de los activos que tiene más alta eficacia a baja concentración. No se utiliza en concentraciones altas porque por su viscosidad se volvería demasiado espeso y sería imposible sacarlo del frasco y lograr que penetre en la piel”, indica Jinchuk.

Los skin boosters son aplicaciones de ácido hialurónico de baja densidad mediante microinyecciones que depositan el activo en todo el rostro. Hidratan y dan elasticidad.

De la piel al pelo

Otra novedad es que este activo amplió su alcance:ahora también se ve en maquillajes y en productos destinados al cuidado del cabello (champú, acondicionadores, etc.). Sus propiedades son las mismas, la hidratación se consagra como beneficio principal.

Todos los cabellos, en mayor o menor medida, sufren deshidratación. Desde el simple hecho de exponerse al aire libre sin ningún tipo de protección en el pelo, hasta el uso de secador, la plancha, el color, la decoloración, los alisados… todo eso lo deshidrata”, asegura el estilista Martín Coceres.

Es decir que los champúes, acondicionadores y cremas de tratamiento que contienen ácido hialurónico son aptos para todo público. Dejan el cabello más liso y evitan que luzca inflado y con frizz.

Se pueden utilizar a diario y, en caso de que la melena presente otras necesidades específicas –cuidado del color o pérdida de densidad–, se recomienda alternar su uso con otros productos que atiendan esos requerimientos.

CLAIMA20130924_0165   La inyección de ácido hialurónico atenúa las arrugas elevando la piel.

La inyección de ácido hialurónico atenúa las arrugas elevando la piel.

Es tal el boom que el ácido hialurónico también llegó a las góndolas de los suplementos dietarios, por eso se ve en farmacias y dietéticas. Sin embargo, siempre hay que consultar al médico.

También en make-up

En materia de make up, los labiales con este activo brindan hidratación prolongada y alisan la superficie de los labios. Algo que cobra relevancia en época de frío y barbijos, ya que esos factores potencian la deshidratación.

La última novedad es su incorporación en bases de maquillaje. Como el ácido hialurónico es un gran agente hidratante, estas bases van más allá de su objetivo original de cubrir imperfecciones y unificar el tono, también suman el plus de mantener la piel hidratada durante horas. Al usarlas día tras día pasan de ser un mero producto embellecedor de la piel a un tratamiento, ya que también suelen incorporar otros activos, como las vitaminas C y E.

En los consultorios, el ácido hialurónico remite a relleno, pero lo cierto es que ese no es el único uso que se le puede dar, también se puede utilizar con otros propósitos. Los skin boosters, por ejemplo, consisten en la aplicación de ácido hialurónico de baja densidad mediante microinyecciones que depositan el activo en todo el rostro.

CLAIMA20130724_0120   Con la aplicación de ácido hialurónico se logra un aspecto natural y brillante.

Con la aplicación de ácido hialurónico se logra un aspecto natural y brillante.

“Conviene hacerlo a partir de los 30 o 40 años, cuando se empieza a notar el paso del tiempo y hay arrugas finas que contribuyen a la pérdida de tonicidad. Este tratamiento rejuvenece la piel desde el interior: hidrata en profundidad, mejora la elasticidad, la estructura y la luminosidad”, indica la doctora  Velia Lemel, directora Médica de la Clinica Lemel, que tiene sedes en Buenos Aires y Miami.

El resultado es muy natural, y si bien la experta señala que es “indoloro”, se coloca una crema anestésica veinte minutos antes del tratamiento para evitar la molestia de los pinchacitos.

Así queda desterrada la idea de que el ácido hialurónico siempre es sinónimo de volumen o relleno. “Viene en diferentes concentraciones y grados de viscosidad, depende de la zona a tratar y el modo de aplicación. Para hidratar se usa en skin booster y si el fin es rellenar se usa un AH que tenga mayor densidad y viscosidad”, detalla la especialista.

En el último tiempo, este activo también llegó a las góndolas de los suplementos dietarios, por eso se ve en farmacias y dietéticas. Sin embargo, siempre hay que consultar al médico.

La doctora María Rolandi Ortiz, directora Médica de Ro Medical Art, los desaconseja: “No hay estudios que demuestren que a través de la toma de cápsulas se obtengan los beneficios estéticos buscados. Además, el ácido hialurónico podría no absorberse o metabolizarse adecuadamente”, indica.

Para ella, lo ideal es realizar tratamientos en consultorio, como rellenos o skin boosters, y “complementarlos con cremas o serums que potencien esos resultados y logren mayor luminosidad, tersitud e hidratación de la piel”.

María Paula Bandera

  • Clarin

Leave a Comment