Protagonistas del famoso video viral ‘Charlie Bit My Finger’, con casi 900 millones de visitas, lo subastarán como NFT

Los protagonistas del video viral de YouTube ‘Charlie Bit My Finger’ (‘Charlie me mordió el dedo’) planean subastarlo en ‘tokens’ no fungibles (NFT), uniéndose de esta manera al creciente grupo de celebridades de Internet que utilizan este modo de traspaso de bienes con la tecnología de ‘blockchain’, informó este lunes New York Post. El video fue subido a la plataforma en 2007 y desde entonces lleva acumulados más de 881 millones de visitas.

La subasta está programada en el sitio web CharlieBitMe.com para el próximo 23 de mayo, cuando se cumplirá el decimocuarto aniversario de la subida del video a YouTube. Una vez subastado, el vídeo será borrado de la plataforma. 

“Fuimos unos de los primeros en utilizar YouTube y somos unos de los primeros en adoptar los ‘token’ no fungibles”, dijo Howard Davies-Carr, el padre de Charlie y Harry, quien grabó y publicó el video original cuando sus hijos tenían uno y tres años respectivamente. Howard enfatizó que no lo hacen por dinero, ya que su familia no tiene expectativas sobre la cantidad de dinero que puede obtener de la subasta. Añadió que la operación incluso podría suponerles un neto negativo. 

“La persona que gane también tendrá la oportunidad de volver a subir el video”, dijo Howard, además de señalar que la familia estaría dispuesta a viajar para conocer personalmente al ganador de la subasta.

¿Qué son los NFT?

Los ‘token’ no fungibles son activos criptográficos basados en la tecnología ‘blockchain’, con códigos de identificación y metadatos únicos que los distinguen entre sí. Puede tratarse de un dibujo, una animación, un extracto de audio o video, una foto o incluso un tuit auténtico al que se le da el atributo de coleccionable. La mayoría de los NFT se lanzan ahora en Ethereum, una de las plataformas de ‘blockchain’ más populares, que tiene dos estándares oficiales para la creación de estos ‘tokens’. 

Las primeras menciones de los ‘tokens’ no fungibles datan de 2017, cuando el proyecto Larva Labs lanzó CryptoPunks, una colección de 10.000 avatares digitales únicos, o imágenes gráficas de diferentes caras, los cuales pueden ser adquiridos por los usuarios, que así se convierten en los propietarios oficiales de uno u otro avatar. Su popularidad se disparó este año, cuando sus entusiastas han estado gastando enormes sumas de dinero en auténticas o supuestas obras de arte y otros artículos que solo existen en línea, al punto de que algunas piezas se han vendido por decenas de millones de dólares en casas de subastas como Christie’s y Sotheby’s.

1 Comment

Leave a Comment