WeWalk, el bastón blanco para ciegos con tecnología

86

Turquía. En 1921, el artista James Biggs, un británico con discapacidad visual, pintó su bastón de blanco para que lo distinguieran en la calle y, a partir de esto, la historia lo señaló como el creador de un elemento esencial en la vida de las personas no videntes. Sin embargo, muchos aseguran que el inventor y político argentino José Mario Fallótico fue quien le dio vida a este elemento, aunque nunca lo patentó. Ahora, en 2019, unos turcos le dieron una vuelta de rosca al importantísimo bastón blanco y pretenden modernizarlo utilizando la tecnología.

WeWalk es el nombre de la innovación: un bastón blanco inteligente para no videntes. “Soy ciego desde que nací, éste es un desarrollo significativo para mí. El bastón blanco ha permanecido igual durante 100 años. Vimos una oportunidad para mejorarlo con la ayuda de la tecnología”, comentó Kürşat Ceylan, cofundador de WeWalk, compañía con sede en Estambul.

“El concepto de WeWalk se desarrolló durante un hackatón, llevó luego un período de investigación y desarrollo”, agregó. El dispositivo se convirtió en producto cuando los desarrolladores se unieron a Vestel, una empresa turca de electrónica de consumo que opera en 26 países, con fábricas en Europa.

Ceylan es miembro de la organización sin fines de lucro Young Guru Academy (YGA), fundada en Turquía en 2000. Es un empresario social reconocido que, incluso, dio su oratoria en las Naciones Unidas y lidera las tecnologías que desarrolla YGA, especialmente las destinadas a personas con discapacidades visuales.

WeWalk es un bastón inteligente y plegable. “A diferencia de un bastón tradicional, puede detectar obstáculos que están por encima de los niveles del pecho y la cabeza con su sensor ultrasónico”, explicó Ceylan. El dispositivo tiene una aplicación para iOS y Android para conectarse con smartphones a través de Bluetooth.

“Una vez conectados, los usuarios pueden personalizar su configuración y administrar integraciones de aplicaciones de terceros, como Google Maps”, señaló.

El usuario puede obtener instrucciones, paso a paso, para llegar a un lugar. Es posible también ajustar la distancia a la que su bastón puede detectar objetos a través del teléfono. Vibra si hay un obstáculo, entre varias funciones.

El dispositivo tiene micrófono, parlante, panel táctil, sensor ultrasónico, giroscopio, acelerómetro, un compás, chip Bluetooth, un microprocesador, una batería recargable y motores de vibración. La batería tiene cinco horas de duración. WeWalk es compatible también con Amazon Alexa y, según explica Ceylan, la idea es ir sumando apps que puedan integrarse al producto. Comenzará a ser vendido en Turquía en marzo y llegará a Estados Unidos y Reino Unido en junio. A su vez, la compañía está buscando alianzas comerciales en el mundo para llegar también a América Latina. “Más allá de ser solo un producto, WeWalk representa una oportunidad para la participación plena e igualitaria en el mundo, desde la socialización hasta la vida independiente”, expresó su cofundador.

El desarrollo del bastón inteligente tomó vida gracias al financiamiento colectivo en el sitio de crowdfunding Indiegogo. Es posible reservarlo a través de esa plataforma por 399 dólares.