Volver al futuro celebra sus 35 años con una maratón

Volver al futuro celebra sus 35 años con una maratón

35 años han transcurrido desde que Marty McFly se subió al DeLorean que el Doc Brown convirtió en máquina de tiempo y viajó a 1955. Una aventura que no solo lo llevó en una travesía impresionante en términos científicos, también a conocer a sus padres antes que estos se enamoraran.

Volver al futuro es una cinta insigne de la cultura pop. Entre diversas alusiones al cine y la música conocida masivamente, se convirtió en una clásico por sí mismo con la historia que mezcla ciencia ficción, con música pop y guiños del cine.

Con tres entregas estrenadas entre 1985 y 1990, las aventuras de Marty McFly y Doc Brown son un imperdible para los fanáticos de la ciencia ficción y la moda ochentera.

Para celebrar el aniversario 35º de Volver al futuro, Studio Universal hará una maratón con la primera y segunda entrega de la trilogía, la que será emitida durante todo el viernes 3 de julio desde las 9.45 AM en Chile, 7.45 AM en México, 7.50 AM en Colombia y 6.00 AM en Argentina.

Hace solo un mes los principales integrantes del elenco se reunieron vía zoom -lo que llevó a Michael J. Fox a confesar que no ha visto Rick and Morty-, provocando nostalgia y emoción entre sus seguidores.

Dirigida por Robert Zemeckis y producida por Steven Spielberg, Volver al futuro oculta diversos datos que -aún los fanáticos más acérrimos- pueden desconocer. Por ejemplo, que Christopher Lloyd en principio rechazó el papel, que el título pensado originalmente para la cinta era otro, y que Ronald Reagan citó una frase icónica de la película en un discurso oficial.

El peculiar Doc Brown

El científico loco y amigable no le gustó mucho a Christopher Lloyd. De hecho, rechazó el papel cuando se lo ofrecieron. Sin embargo, cambió de opinión cuando leyó el guión finalizado. Según relató Lloyd, para dar vida al Doc Brown se inspiró en Albert Einstein y el compositor Leopold Stokowski, ambos con cabelleras más bien frondosas y alborotadas. Algo que quedó como marca registrada de su personaje.

Un título muy diferente

Sid Sheinberg, ejecutivo de Universal Pictures, sugirió en algún momento cambiar el título de la película por Spaceman from Pluto (El Hombre Espacial de Plutón), porque le parecía que Volver al Futuro no era algo muy atractivo. Los creadores de la cinta se negaron a aceptar tal propuesta, pero sí incluyeron un pequeño guiño. En la escena en que Marty aterriza en una granja, el niño que habitaba en aquella casa con su familia saca un cómic llamado Space Zombies from Pluto.

La máquina del tiempo era un refrigerador

Originalmente la máquina del tiempo era un refrigerador. Así lo imaginó Robert Zemeckis en un principio, pero cambió de idea tras pensar que los niños podían intentar viajar en el tiempo metiéndose en los refrigeradores de sus casas.

Star Wars y Star Trek siempre presentes

Como fan de la ciencia ficción, Zemeckis no pudo evitar hacer una doble referencia a dos sagas insigne del género: Star Trek y Star Wars. Es inolvidable la escena en que Marty se disfraza como un extraterrestre y se presenta como “Darth Vader del planeta Vulcano” para asustar a su padre y convencerlo de invitar al baile a Lorraine.

El discurso de Ronald Reagan

Cuando Marty le dice al Doc Brown que Ronald Reagan es el presidente de Estados Unidos en 1985, el científico responde: “¿Ronald Reagan? ¿El actor? ¿Entonces quién es el vicepresidente? ¿Jerry Lewis?”. A Reagan le gustó tanto esa frase, que en un discurso oficial se le ocurrió citar un diálogo de Volver al Futuro: “Adonde vamos no necesitamos caminos”.