Viajó 7000 kilómetros para darle una sorpresa a su suegro, pero él lo confundió con un ladrón y lo ejecutó

Viajó 7000 kilómetros para darle una sorpresa a su suegro, pero él lo confundió con un ladrón y lo ejecutó

El hombre estaba escondido detrás de un arbusto dentro de su propiedad. Las autoridades describieron el hecho como un «trágico accidente».

Un hombre fue accidentalmente asesinado por su suegro luego de viajar 7000 kilómetros de Noruega a Estados Unidos para estar presente el día de su cumpleaños. La víctima, identificada como Christopher Bergan, se escondió tras un arbusto en la casa de su pariente cerca de la media noche con la idea de darle una sorpresa. Sin embargo, Richard Dennis, de 62 años, lo confundió con un ladrón y le disparó con una pistola.

De acuerdo con la Policía de Florida, todo comenzó cuando Bergan saltó la cerca de la vivienda, se escabulló en el patio trasero y se posicionó tras una planta para sorprender a su suegro.

Al escuchar los ruidos dentro de su propiedad, Dennis salió a revisar el perímetro armado con una pistola y, al ver que alguien saltaba desde atrás de un arbusto, le disparó al corazón y lo mató instantáneamente.

Según el Washington Post, al llegar al lugar las autoridades comprobaron que se trató de un «trágico accidente», y afirmaron que no presentarán cargos contra el hombre.

Christopher Bergan junto a su esposa (Foto: gentileza Extra.ie).

De acuerdo con el citado medio, Dennis declaró que, momentos antes del incidente, había tenido un «altercado verbal» con otro pariente que también había ingresado a su propiedad sin su consentimiento y a quien se había visto obligado a expulsar por la fuerza.

Todavía sobresaltado por el hecho, cuando horas más tarde sospechó que alguien más había traspasado la cerca que rodea el domicilio, decidió salir con su arma como medida de seguridad. Sin embargo, cuando vio que una persona saltaba bruscamente hacia él en medio de la noche, reaccionó de manera instintiva y le disparó antes de que pudiera darse cuenta de que se trataba de su yerno.

Al respecto, Bob Johnson, Sheriff del condado de Santa Rosa, resumió: «Creo que fue un accidente horrible que nunca debería haber pasado».

Fuente. TN