Usó 10 mil luces de Navidad y armó un arcoíris LGBT para su vecina homofóbica

Usó 10 mil luces de Navidad y armó un arcoíris LGBT para su vecina homofóbica

«Esta es la temporada de combatir la homofobia». Con esa frase, Lexi Magnusson, de 34 años, inició su relato sobre cómo tratar con sus vecinos homofóbicos de la forma más educada , colorida y navideña posible.

«Ella es mormona y escuchó que nosotros también lo éramos. Supongo que pensó que aún éramos creyentes, a pesar de que mi esposo le dijo que ya no asistíamos. Me imagino que ella pensó que aún teníamos la misma creencia con respecto a la comunidad LGBTQ que la Iglesia» dijo.

«Absolutamente no lo hacemos. Es por eso que dejamos la iglesia mormona», aseguró.

Mientras conversaban, la mujer le explicó a Lexi que se había cambiado de estado con su familia para «proteger» a sus hijos de las personas LGTBI.

«Pensando en que éramos aliados, nos comentó el horror que sintió cuando uno de sus hijos invitó a una chica a su fiesta de graduación y ésta lo rechazó porque tenía pensado ir con su propia novia. Y después, la escuela tuvo una asamblea en la que hablaron de las personas trans y destacaron a un niño trans», explicó Magnusson.

«Dijo que tuvo que sacar a sus hijos y mudarse de ahí porque estaba harta de los gays y los trans y de que toda la gente los deje normalizar ese estilo de vida», agregó.

Asqueada con los comentarios y posturas de su vecina, y con la navidad justo a la vuelta de la esquina, Lexi decidió celebrar su festividad favorita y protestar en contra las visiones de la mujer y del Mormonismo de una forma pacífica, llamativa y llena de colores.

Juntando las luces que ya tenía de años anteriores y comprando luces blancas extra para pintarlas de los colores que necesitaban, la mujer uy su marido disfrutaron cada minuto de la instalación de su bella protesta navideña.

Fuente: Upsocl