Un nuevo documental acusa a Michael Jackson de dar un anillo de diamantes a un niño a cambio de sexo

Un nuevo documental acusa a Michael Jackson de dar un anillo de diamantes a un niño a cambio de sexo

El documental ‘Leaving Neverland’ (‘Abandonando el País de Nunca Jamás’, en inglés), estrenado este viernes en el Festival de Cine de Sundance, afrima que el cantante estadounidense Michael Jackson entregó joyas a un niño a cambio de sexo, entre otras acusaciones, informó este sábado The Sun.

La película recoge los testimonios de Wade Robson y James Safechuck, de 36 y 40 años, respectivamente, quienes aseguran que durante su infancia sufrieron abusos sexuales por parte de Jackson en el rancho Neverland, la mansión del cantante, ubicada en Santa Bárbara (California).

«‘Leaving Neverland’ es una película de terror, una historia íntima, obviamente creíble […] de dos niños que se convirtieron en los ‘amigos’ especiales de Michael Jackson», opina Jeffrey Wells, de Hollywood Elsewhere, quien cree que los padres de las víctimas eran conocedores de lo que ocurría en el interior de la casa del que define como «un demonio, un monstruo».

El periodista Patrick Ryan, de USA Today, detalla que el filme también afirma que el conocido como ‘rey del pop’ inculcaba a los niños odio hacia sus padres y hacia las mujeres y llegó incluso a pagar un millón de dólares al padre de Safechuck por permitirle organizar una boda simulada con su hijo en la que le regaló un anillo de diamantes, según una demanda judicial presentada por este último.

Por su parte Robson, que asegura que el famoso cantante perdió interés en él cuando cumplió los catorce años, presentó en 2016 una demanda contra el patrimonio de Jackson en la que pedía 1.620 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios por los supuestos abusos sexuales que habría sufrido.

La exhibición de la cinta ha causado gran polémica. Mientras que algunos han condenado los presuntos delitos de Jackson que denuncia el documental, otros aseguran que Robson y Safechuck son «unos mentirosos probados» y que la productora, el canal de televisión estadounidense HBO, solo busca lucrarse con la controversia.

Fuente: RT