¿Tu perro te acompaña a todos lados? mira por qué

¿Tu perro te acompaña a todos lados? mira por qué

Los perros se caracterizan por ser animales muy sociables, un rasgo que además se ha buscado y potenciado durante su domesticación y crianza.

Es muy posible que tu perro sepa que no puede entrar en el supermercado o que tiene que esperar en la puerta de la panadería, la verdulería o la carnicería. Pero eso no significa que se vaya a quedar tranquilo esperando fuera del baño, o tu habitación. Al fin y al cabo, está dentro de su casa y por lo tanto forma parte de su territorio.

Cuando tu perro te sigue a todas las partes de tu casa significa que te quiere sobre todas las cosas, que quiere estar junto a vos y poder protegerte y defenderte en todo momento. Por eso es importante comprenderlo y no enojarte con él si se pone a ladrar o llorar delante de la puerta del baño o tu habitación.

A pesar de ser muy posible que tu perro no entienda lo que significa respetar tu privacidad, sí que puede aprender a esperar. Esto no solo se refiere al baño o la habitación, sino también al supermercado. Una buena base para el entrenamiento de la espera es que tu mascota ya domine las órdenes básicas como “quieto”.

Es muy importante que esta orden de “esperar” vaya acompañada con una actitud firme, ya que los caninos suelen hacer más caso a los gestos que a las palabras, para eso es necesario acompañar el comando con un gesto claro, como por ejemplo apuntar con la mano plana de forma paralela al suelo hacia el suelo.

Si tu perro no ha estado nunca solo y no ha aprendido que es normal que no te vea durante un rato, debes tener paciencia y actuar con cautela. Cualquier perro puede aprender a esperar, ya sea adulto o cachorro, a pesar de que a veces requiera algo de tiempo.

Es su mejor manera de decirte que quiere pasar tiempo con vos y que no le importa que no hagas absolutamente nada con él.  No hay que olvidar que los perros son animales de manada. Son seres sociales. Les gusta estar acompañados. Por eso, se sienten infelices y vulnerables cuando se quedan solos.